A los 79 años, Chuck Norris dejó todo por amor


Uno de los actores más populares de Hollywood se alejó de la actuación y ahora toda su atención está con su esposa, la actriz y modelo Gena O’Kelly, que está gravemente enferma.

La fama de Chuck Norris es muy alta y a lo largo de los años se ha transformado en uno los actores más populares y reconocidos de Hollywood.

Sin embargo, el hombre que ha protagonizado miles de batallas en la recordada serie “Walker, Texas Ranger”, ahora ayuda a su esposa en una dura pelea contra una enfermedad.

La actriz y modelo Gena O’Kelly sufre de fuertes dolores por una artritis desde hace seis años, que se agravaron por la inyección de un elemento muy tóxico.

“Antes de ese examen le aplicaron una inyección de gladolinium, un contrastante metálico muy tóxico que le dañó, según sus médicos, el sistema nervioso y renal. Siente el cuerpo ardiendo, y debe estar en reposo varios meses”, expresó el actor, declaraciones que se conocieron en una nota publicada por Infobae.

“Dejo todo. De ahora en adelante no haré más que mantener viva a Gena. Quiero que siga en el mundo y junto a mí y a nuestros hijos. Mi amor por ella es más fuerte que mi carrera, el dinero, cualquier otra cosa. Está enferma, sufre, y yo seré su custodio y su consuelo“, manifestó.

Chuck Norris también decidió romper un contrato para quedarse de lleno con su mujer: “Hace dos años, al volver de un espectáculo de artes marciales en Las Vegas, mi corazón se paró dos veces. ¡Dos infartos! Los médicos me dijeron que el noventa por ciento de los hombres con el mismo cuadro habrían muerto. Tal vez fue una señal del cielo: no debía morir, porque Gena me necesitaba”.

Hasta el momento, la pareja ya gastó dos millones de dólares en tratamientos, y les reclama diez a los fabricantes del gladolinium.

Comments

comments