Afganistán: fuerzas talibanes capturan la octava capital provincial en una semana


Los talibanes aprovecharon la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y ya tomaron varias capitales provinciales.

Los talibanes afganos tomaron este martes la octava capital provincial en los últimos cinco días en un avance indetenible que provocó la huida de decenas de miles de personas rumbo a Kabul, que se ha convertido en un campamento de desplazados a cielo abierto.

La ofensiva de los “estudiantes de teología” que gobernaron el país entre 1996 y 2001, imponiendo un severo régimen islámico antes de ser expulsados por una coalición internacional liderada por Washington tras los atentados terroristas a las Torres Gemelas, se produce en medio de la retirada de las tropas estadounidenses que dejaron el terreno libre a los milicianos radicales de origen sunnita.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ratificó este año la salida de todas las tropas norteamericanas tras más de 20 años de permanencia en Afganistán tras la invasión del país como consecuencia de los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Está previsto que el último soldado estadounidense abandone el país el 31 de agosto. El Pentágono sostiene que le corresponde al Ejército afgano detener esta ofensiva talibán que amenaza con derribar al gobierno nacional.

Estados Unidos invadió el país asiático en 2001 tras acusar al régimen talibán de albergar y proteger a los terroristas de Al Qaeda liderados por Osama Bin Laden en su territorio.

Caen otras dos capitales provinciales
Los talibanes se apoderaron este martes de otras dos ciudades de Afganistán, Farah y Pul-e Khumri, en el norte del país. De esa manera suman ocho capitales provinciales capturadas en cinco días

”Los talibanes están ahora en la ciudad, izaron su bandera en la plaza central y en la oficina del gobernador”, contó a la AFP Mamoor Ahmadzai, diputado de la provincia de Baghlan, cuya capital es Pul-e Khumri, a 200 kilómetros de Kabul.

Las fuerzas de seguridad locales abandonaron la ciudad tras dos días de combates. Más temprano, los insurgentes tomaron Farah, capital de la provincia del mismo nombre.

Los talibanes controlan ya ocho de las 34 capitales provinciales, y seis de las nueve del norte, entre ellas la estratégica Kunduz. En tanto, empiezan a acercarse a Mazar-i-Sharif, la mayor ciudad del norte del país y que ha sido un pilar del gobierno para el control militar de la región. Este martes, milicianos talibanes atacaron los barrios de la periferia.

La ofensiva provocó una huida en masa de la población hacia Kabul. La capital comienza a convertirse en un campamento a cielo abierto con miles de afganos que se instalan en parques y descampados tras huir de los combates.

La mayoría de estas familias, que reclaman ayuda humanitaria urgente, proceden de las capitales de las provincias septentrionales de Jawzjan, Sar-e-Pol, Samangan, Kunduz y Takhar, caídas bajo control insurgente. Este martes miles de personas huían de Farah, mientras que una avalancha de habitantes de Pul-e-Khumri dejó la urbe en dirección a Kabul.

“Hemos registrado 17.000 familias (desplazadas) hasta ahora, pero tememos que este número sea mucho mayor, podrían ser alrededor de 30.000 familias -unas 210.000 personas- en Kabul”, dijo el ministro para la Gestión de Desastres, Ghulam Bahauddin Jailani.

Estos datos podrían aumentar drásticamente en los próximos días, ya que un gran número de familias continúa llegando a Kabul desde el norte de Afganistán.

Comments

comments