AFIP oficializó creación de un sistema para calificar y fiscalizar a los contribuyentes


Los contribuyentes pueden acceder en la página web de la AFIP a partir del 20 de enero, a la calificación que el fisco les asignó y que les permitirá acceder a mejores condiciones en los próximos planes de pagos y al organismo, fiscalizar a los contribuyentes más riesgosos.

images (7)

En el 2005 Alberto Abad que estaba a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en marcha por primera vez el Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER). En otras palabras, una especie de «scoring», que a través de una serie de parámetros objetivos, asignaban una calificación a cada contribuyente.

A partir del viernes 20 de enero, los contribuyentes pueden acceder en la página web del organismo de recaudación, con su clave fiscal, a la calificación que el fisco les asignó y que les permitirá acceder a mejores condiciones en los próximos planes de facilidades de pagos. En tanto, al organismo le permitirá fiscalizar a los contribuyentes más riesgosos.

El SIPER arrojará una calificación en base a una escala de cinco letras: A para «muy buena», B para «buena», C para «regular o nuevas altas», D para «mala» y E para «muy mala».

La categoría asignada para cada contribuyente se podrá consultar en el servicio web de la AFIP ingresando al “Sistema Registral” opción “Trámites/SIPER”, utilizando la correspondiente clave fiscal con nivel de seguridad 2

Los principales componentes que se tomarán en cuenta para determinar la calificación serán:

1. Falta de presentación de declaración jurada y de pago del tributo;

2. Caducidades de planes de facilidades, por incumplimiento;

3. Relación entre débito y crédito fiscal insuficiente;

4. Ajustes de fiscalización significativos respecto de lo declarado;

5. Incumplimentos formales;

6. Riesgo crediticio según la evaluación del Banco Central de la República Argentina;

7. Situación concursal con acreedores, incluida la AFIP;

Desde la AFIP, aseguraron que en el futuro agregarán más componentes y se asignarán diferentes ponderaciones para asignar mejor el riesgo. El uso de la indicador será interno. No se compartirá con otros organismos o el sector privado.

Asimismo, la adhesión al blanqueo fiscal o a la moratoria vigente no se considerará para determinar la calificación fiscal.

Según ya relevó el organismo, un 12,8% de los contribuyentes (726 mil) está calificado con un «muy bueno»; 37,2% (2,1 millones), con un «bueno»; 21% (1,2 millones), con un «regular o nuevas altas»; 14,1% (800 mil), como «malo», y 14,8% (840 mil), con un «muy malo».

Se trata de un total de 5,6 contribuyentes que incluye a 5,2 contribuyentes directos y suma a trabajadores que presentan Bienes Personales.

Tanto las personas físicas como las jurídicas no sólo tendrán disponible su calificación fiscal, sino que también podrán conocer cómo se componey, en caso de estar en desacuerdo, pedir una revisión o solicitarinformación adicional.

Ante una mejor calificación, los contribuyentes podrán acceder, a partir deabril próximo, cuando termine el sinceramiento fiscal, a planes de facilidades de pagos con mejores condiciones de tasas de interés y cuotas, acceder a un trámite más sencillo para pedir que se exima del pago de anticipos de impuestos y sufrir una menor cantidad de fiscalizaciones.

En tanto, AFIP podrá elegir el universo de contribuyentes a fiscalizar, los más bajos en su escala de riesgo, y destinar su cantidad limitada de recursos para realizar las inspecciones en forma más eficaz.

El sistema rectificará la calificación todos los meses. En tanto, utilizará la información de los últimos uno o dos años, según el impuesto que considere (para los pagos de IVA, los últimos doce meses; para los pagos de Ganancias, los últimos tres períodos).

Comments

comments