Afirman que Matthysse fue amenazado de muerte y que se trató de una estrategia política


Un familiar directo del boxeador argentino explicó que Matthysse no tuvo otra opción que dejarse ganar. Al parecer la mafia del negocio en el deporte volvió a atacar.
Lucas Matthysse puso en juego el título mundial wélter de la AMB frente al filipino Manny Pacquiao. Fue una pelea que todo el país esperaba desde hace muchos meses, pero que dejó asombrado a todos por el bajo rendimiento del chubutense. La velada duró siete asaltos que el asiático dominó de principio a fin.
Matthysse estuvo lejos de boxear como sabe hacerlo y terminó entregando el título apoyando una rodilla en la lona y esperando a que se terminara la cuenta del árbitro. Toda Latinoamérica quedó sorprendida por lo sucedido e inmediatamente se comenzó a hablar de que algo sucio había manchado al cuadrilátero.
Al día siguiente, uno de los hermanos de Lucas rompió el silencio y aseguró que hubo una amenaza de muerte sobre el deportista argentino. “Lo amenazaron de muerte: tuvo que entregar la pelea. Sino lo hacía lo mataban”, dijo con sus propias palabras. “No tuvo más remedio que perder. Se subió al ring, perdió, cobró y se fue”, concluyó. “Ahora no pienso en nada. La pelea se hizo. Se perdió, pero me voy con la cabeza en alto. Quiero volver a mi casa, vamos a ver si vuelvo al gimnasio. Llegué a lo más alto que un boxeador puede llegar. Peleé y perdí con uno de los mejores libra por libra del mundo”, dijo Matthysse en el mismo ring del Axita Arena de Kuala Lumpur, donde perdió con Pacquiao, seis años mayor que él, con un año de inactividad a cuestas y quien volvió a noquear después de ocho años.

Las sospechas también surgieron cuando a minutos de la pelea cambiaron a los jurados y al árbitro. Todo se habría tratado de una estrategia política para el filipino, ya que siendo senador en su país aspira con tomar la presidencia.

 

 

Comments

comments