Agreden con golpes e insultos a un inspector municipal en un operativo de remoción de autos abandonados


Un inspector municipal fue agredido esta mañana por un vecino que, de manera violenta y sin mediar discusión, golpeó con una madera a un trabajador que estaba cumpliendo con un operativo de remoción de autos abandonados en la vía pública.

El hecho se dio en Saavedra y Luis Beltrán y tuvo que intervenir la policía que también fue agredida por el vecino. “Recibimos varias quejas en la Municipalidad que nos indicaban que había tres autos abandonados en la calle. Notificamos al dueño, le dimos un tiempo para que retire los autos y como no hubo respuesta, hoy iniciamos el operativo con el objetivo de liberar el espacio público”, explicó Silvia Gutiérrez, subsecretaria de Medio Ambiente.

“En un primer momento no hubo situaciones violentas porque los inspectores lograron llevarse el primer auto, pero cuando volvieron a buscar los otros dos el supuesto dueño salió con una madera y golpeó al chofer de la Municipalidad y también intentó lastimar al inspector con el mismo palo”, describió la funcionaria.

Aclaró que “el agente lastimado fue trasladado inmediatamente al hospital y está fuera de peligro; el resto de los inspectores realizaron la denuncia en la comisaría como testigos y el vecino fue arrestado por la policía”, detalló Gutiérrez, quien agregó que también hubo amenazas de muerte.

“A uno de los autos lo tenía arriba de unos caballetes sobre la vía pública, lo que implica un gran peligro para los vecinos y para los chicos que juegan en la vereda”, agregó Gutiérrez, y destacó que “estos operativos se realizan para evitar que los vecinos estén expuestos a situaciones que atentan contra la salud y la seguridad”.

Gutiérrez informó que el procedimiento se efectúa en el marco de la ordenanza Nº 12.636 que establece un régimen de descontaminación y compactación de vehículos “hallados en lugares de dominio público en estado de desuso, inmovilidad y/o abandono” no reclamados por sus titulares.

“Muchos de los rodados están prácticamente desmantelados, en estado de deterioro avanzado”, comunicó la funcionaria, y aclaró que antes de proceder al remolque los propietarios son notificados para que los saquen de la calle en un plazo máximo de 10 días.

“Vencido el plazo, se acarrea y destruye mediante un régimen de compactación de chatarra que en la ciudad se efectúa dos veces al año”, recordó Gutiérrez.

Comments

comments