Alberto Fernández sobre la cuarentena: «No descarto accionar el botón rojo»


El presidente se refirió de esa manera a la posibilidad de un retorno a las primeras fases del aislamiento en todo el país. En una entrevista con TN habló además de Macri, la Reforma Judicial, Cristina y los planes en materia económica y monetaria. «No vamos a devaluar», remarcó.

El presidente Alberto Fernández advirtió esta noche que nos descarta accionar el «botón rojo» para endurecer las medidas de aislamiento social en caso de que aumente la ocupación de camas de terapia intensiva por la pandemia de coronavirus y aseguró que no permitirá que el sistema sanitario «llegue a un punto de colapso».

En una entrevista con el canal TN desde la Residencia de Olivos, Fernández lamentó que el debate por la pandemia haya sido «politizado» por la oposición.

Al ser consultado sobre si podía accionar el «botón rojo» para aumentar las restricciones a la circulación y la actividad ante el crecimiento de los casos de infectados por coronavirus en los últimos días, dejó claro que desde el primer momento su prioridad «es la salud de los argentinos».

Añadió que por ese motivo «puede haber botón rojo», debido a que no va a «dejar que el esfuerzo que hicimos se pierda».

«Lo dije el primer día, lo más importante es que la gente tenga la posibilidad de ser atendida, y hay muchos lugares donde la utilización de camas de terapia intensiva han crecido y no voy a permitir que lleguen a un punto de colapso», advirtió.

También insistió con que no existe en rigor una «cuarentena», sino que lo que se pide es «un aislamiento sanitario» ante el alto nivel de contagios por coronavirus que atribuyó a la mayor circulación de personas.

«Es falso que haya 160 días de cuarentena. La verdad no hay cuarentena. La cuarentena supone encierro, es quedarse encerrado en su casa y la gente sale, se mueve. Lo que pedimos es aislamiento sanitario de quienes están con mayor vulnerabilidad», dijo el jefe de Estado.

Agregó que «hay mucha gente que responsablemente se cuida y se queda en su casa» y, en ese sentido, declaró que «no hay que confundir a la gente» porque «el riesgo existe» y hay «mucha gente contagiada que no lo sabe» y puede contagiar a personas con mayor vulnerabilidad.

En este marco, mencionó los casos de provincias que no tenían casi contagios y hoy tienen creciente número y tienen casi al borde del colpaso el sistema sanitario, como el caso de Jujuy, que «tras cien días sin contagios, hoy no tiene camas de terapia intensiva libres».

Asumió por este motivo que «los problemas» que está teniendo Argentina en todo su territorio «son derivados de la mayor circulación y contacto de la gente».

Precisó además que «en barrios populares», apenas surgieron los primeros picos, al inicio de la pandemia, se propició «una cuarentena comunitaria», adaptada a la realidad de esos lugares, donde la gente vive en lugares pequeños con familias numerosas y necesita salir.

Fernández dijo que el «efecto demostración» de la Ciudad de Buenos Aires, con la apertura de diversas actividades, «repercute negativamente en la provincia de Buenos Aires», pero aclaró que los cuestionamientos «no son contra (el jefe de Gobierno porteño) Horacio Rodríguez Larreta.

Comments

comments