Alumnos del CPEM 46 en cuarentena reciben adoctrinamiento político?


Padres del CPEM 46 manifestaron preocupación por la información que llega a sus hijos desde la página oficial del establecimiento educativo.

El Cuerpo Colegiado del Consejo Provincial de Educación (CPE) aprobó por unanimidad adherir a la Resolución 2020-108-APN-ME que fue emitida por el ministerio de Educación de la Nación determinando la suspensión de las clases por el término de 14 días para minimizar la circulación del Coronavirus CONIV-19. La medida que se adoptó en el ámbito de la provincia del Neuquén, en todos los establecimientos que componen el sistema educativo contempló la posibilidad de que los alumnos accedan a contenidos digitales durante este período.

La Resolución 0178/2020 del CPE, aprobada en sesión se estableció además el espacio virtual “Aprendizajes 2.0”, por el cual se accede a recursos educativos digitales para los estudiantes de todos los niveles educativos obligatorios, y toda aquella propuesta de iniciativas pedagógicas elaboradas institucionalmente.

En el caso particular del CPEM 46 los alumnos tienen también, la posibilidad de acceder a consignas y trabajos prácticos de diferentes materias que deberán presentar tras superar el periodo de suspensión de clases por la cuarentena social obligatoria en el marco de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, algunas consignas pusieron en alerta a padres de alumnos del establecimiento que se comunicaron con www.neuquen24horas.com denunciando lo que consideran adoctrinamiento político.

El hecho no debería sorprendernos, salvo por la rapidez con que ha crecido el fenómeno durante el pasado y recordado gobierno kirchnerista y que sigue empeñado en resucitar el estilo de la militancia peronista propio de los jóvenes de los años setenta, con el agregado de algunos de los rasgos más característicos de los «soldados de Perón» pero de los cincuenta.

Por supuesto, desde siempre los partidos políticos han tenido sus «semilleros» propios, para apuntar al surgimiento de nuevas generaciones de líderes, un recambio natural.

Sin embargo, esa estrategia puede ser observada con preocupación y descontento, en el marco de una cuarentena social obligatoria con la consecuente suspensión de clases en la que cada consigna y contenido llega a los alumnos de manera virtual y sin posibilidad de debatir opiniones imponiendo un «pensamiento único», contrario al objetivo de los programas educativos.

El riesgo de que se pretenda trasladar este esquema hacia los jóvenes, y en especial a las escuelas, como espacio para la propaganda política, lamentablemente nos remonta a tristes épocas de la Argentina signadas por el populismo autoritario, que terminaron profundizando la división de la sociedad.

Comments

comments