Argentina: autorizaron la vuelta a clases y cada provincia definirá su calendario


Cada jurisdicción deberá decidir la vuelta a clases en función de un índice epidemiológico que permitirá evaluar el riesgo.

 

No fue fácil llegar a un acuerdo. Con realidades muy distintas en todo el país, el Consejo Federal de Educación acordó que después de 200 días de suspensión generalizada de clases, cada jurisdicción pueda autorizar la vuelta a las aulas y definir el calendario, en función de un índice epidemiológico que permitirá evaluar el riesgo de volver en cada ciudad o localidad.

Regresarán a las aulas solamente aquellas jurisdicciones en las que exista un riesgo leve o nulo. En cambio, en la mayoría de los distritos urbanos donde hay circulación comunitaria, el regreso será para actividades no escolares.

Después de casi tres horas de reunión, se aprobó por unanimidad el «marco de análisis y evaluación de riesgo para el desarrollo de actividades presenciales y revinculación en escuelas en el contexto de la pandemia». El documento ofrece indicadores epidemiológicos objetivos, que le permitirá a cada jurisdicción tomar su propia decisión de volver a clases y aplicar el protocolo marco aprobado en julio. Los indicadores epidemiológicos tienen forma de semáforo y aportan información objetiva en relación al nivel de riesgo de contagio de la comunidad educativa, especialmente para áreas urbanas.

En lo que queda del año, «se promoverá el regreso progresivo, parcial y escalonado a actividades presenciales con el objetivo de revincular a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de un modo distinto al de clases presenciales antes de la pandemia». Según explican, se trata de una presencialidad limitada, que deberá darse todas las veces que se pueda al aire libre.

Esto plantea un gran dilema, ya que las 24 jurisdicciones del país ostentan realidades muy distintas: por ejemplo, según plantaron los ministros respectivos en el encuentro por Zoom, esta semana nevó en Santa Cruz, mientras que en Santiago del Estero el termómetro superó los 40 grados.

No se sabe hasta el momento cuántas son las jurisdicciones que podrán volver y cuantas no. Porque, justamente a partir de lo que se definió en esta reunión, los epidemiólogos deberán posicionar a cada jurisdicción en un color del semáforo. Pero, se presume que gran parte de interior del país, se encuentra en rojo.

La gran diferencia que marca el texto que aprobó el Consejo Federal es que será cada jurisdicción la que defina cómo se aplica el protocolo. Ya no requerirán la aprobación del Ministerio de Educación de la Nación. Este punto generó mucha controversia durante el encuentro por Zoom, porque varios ministros de distintas provincias reclamaban que habían tenido que suspender las clases cuando en el distrito no había circulación comunitaria.

El semáforo epidemiológico que se diseñó establece tres escenarios posibles. Las jurisdicciones en rojo no van a poder tener ningún tipo de actividad. Las que estén en amarillo o tengan riesgo moderado, podrán realizar actividades educativas no escolares (artísticas, deportivas, recreativas, de apoyo escolar u otras) en grupos de no más de diez personas preferentemente al aire libre. En los distritos donde el semáforo esté en verde, se podrá comenzar con una reanudación escalonada y progresiva de las clases presenciales en todos los niveles educativos.

Comments

comments