Argentina intimó a Rusia: «Nos están dejando con muy pocas opciones»


Cecilia Nicolini envió esta mañana una carta intimando al gobierno de Vladimir Putin a que no demore el envío de segundas dosis de Sputnik V. La asesora presidencial de Alberto Fernández explicó que la situación en Argentina «es muy crítica».

«No es una amenaza», dijo Nicolini después de intimar a Rusia para que acelere el envío de las dosis pactadas en contrato. Además, se hizo mención de la posibilidad de cancelar el acuerdo con los rusos.

Nicolini se expresó de la siguiente manera hacia el gobierno de Putin: «Todavía necesitamos recibir las dosis pendientes del Componente 1. Tal como lo indica el contrato, todavía tenemos pendientes de recibir 18.734.185 dosis (5,5 millones C1 + 13,1 millones C2). Aún estamos esperando el cronograma de entrega de Julio que Usted también acordó enviarnos en esa llamada. Pero no lo recibimos. En algún punto, podríamos pensar en recibir más componente 1 que 2, o pensar nuevas estrategias, pero urgentemente necesitamos algo del componente 2. A estas alturas todo el contrato está en riesgo de ser públicamente cancelado. Nosotros entendemos el faltante y las dificultades de producción de algunos meses atrás. Pero ahora, siete meses después, todavía estamos muy atrás, mientras estamos empezando a recibir dosis de otros proveedores en forma regular, con cronogramas que se cumplen”. «Nosotros respondimos siempre haciendo todo lo posible para que Sputnik V sea el mayor éxito, pero Ustedes nos están dejando con muy pocas opciones para continuar peleando por Ustedes y por este proyecto», continuó.

Cuando se le preguntó a la representante de Alberto Fernández en esta situación qué había querido transmitir con sus palabras, resumió que «Rusia responde dentro de las capacidades y alternativas que tiene», «quiero puntualizar en que la relación entre los dos países desde un primer momento es muy buena», sostuvo para poner paños fríos al asunto. Recordemos que Cecilia Nicolini y Vizzotti fueron quienes encabezaron el viaje a Moscú para pactar la compra del antígeno.

Comments

comments