Argentina y Paraguay: Tensión en torno a la central hidroeléctrica de Yacyretá


Del lado paraguayo argumentan que los argentinos les impidieron realizar los trabajos para retirar la producción energética que les corresponde.

Argentina y Paraguay tienen ahora una disputa por la central de la represa binacional de Yacyretá, sobre el curso del río Paraná, que proporciona energía eléctrica a los dos países.

Este lunes, las autoridades paraguayas denunciaron que la Argentina no les permitió continuar con la conexión de energía, con la que buscan satisfacer el 50% de producción que les corresponde en esta central compartida.

Desde marzo de este año, Paraguay inició los trabajos para retirar 1.550 MW de los 3.110 MW que le corresponden por ley, un paso indispensable para conseguir la soberanía energética.

Leopoldo Melo, quien encabeza al equipo de trabajadores paraguayos de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), informó que en las primeras horas del lunes, les impidieron trabajar en las conexiones de barras con las que buscan transformar la actual salida de 220 kV a 500 kV.

“Por primera vez Paraguay va retirar lo suyo, el 50 % de la producción es paraguaya. Por ello, queremos conectar las barras a las líneas paraguayas y tener capacidad de retiro”, declaró.

Sin embargo, el jefe de los trabajadores argentinos impidió la conexión argumentando que corrían peligro las líneas argentinas por los recientes apagones que afectaron al país, denunció Melo.

Según Melo, las autoridades paraguayas presentaron estudios de factibilidad y en ellos no figuraba ningún peligro. “Pero ahora vienen con ese argumento que para nosotros no es válido (…) Es simplemente para embarrar los trabajos, de manera a que no podamos disponer de la energía en el corto plazo”, señaló.

El director paraguayo de Yacyretá, Nicanor Duarte, se reunió con su contraparte argentina, Martín Goerling, para encontrar “una salida técnica lo antes posible”, según anunció la entidad en su cuenta de Twitter.

Duarte informó que están dispuestos a dialogar, aunque no renunciarán a la conexión de la línea de 500 kV y señaló que, en caso de ser necesario, podrían activar los mecanismos diplomáticos.

El nuevo conflicto entre las dos naciones llega tres días después de que los mandatarios de Paraguay, Mario Abdo, y Argentina, Mauricio Macri, inauguraran un paso fronterizo de uso público sobre la central hidroeléctrica.

Según declaraciones de Macri, la nueva obra que conecta a las ciudades de Ituzaingó, en Corrientes, y de Ayolas, en territorio de Paraguay, “cambia para siempre la historia de estas dos regiones”.

Comments

comments