Asesinato de George Floyd: murió un manifestante y un policía durante los violentos disturbios


Por cuarta noche consecutiva, y pese al toque de queda, hubo protestas en Minneapolis.

Un joven de 19 años perdió su vida poco antes de la medianoche, cuando un individuo que circulaba en un vehículo hizo varios disparos contra un grupo de personas. En tanto, en la ciudad de California, dos oficiales sufrieron heridas de bala y uno de ellos falleció.

Las escenas de protestas, furia y violencia siguen extendiéndose a lo largo de Estados Unidos: ayer un joven murió baleado en Detroit, varios autos policiales y la sede central de la cadena CNN fueron vandalizados en Atlanta, y en Nueva York hubo choques entre manifestantes y agentes.

Ante esta situación, el Departamento de Defensa ordenó hoy al Ejército que ponga a varias de sus unidades de la policía militar en servicio activo, listas para desplegarse en Minneapolis en un corto espacio de tiempo, a pedido del presidente del país, Donald Trump, según tres personas con conocimiento directo de la iniciativa.

Mientras cada vez más ciudades son escenario de las protestas contra la brutalidad policial y la discriminación racial -aun en medio de las medidas de aislamiento por la pandemia del coronavirus -, un joven de 19 años fue asesinado en el centro de Detroit, en Michigan, justo antes de la medianoche luego de que una persona a bordo de una camioneta deportiva disparó contra una multitud de manifestantes cerca del distrito de ocio de Greektown, dijo la policía.

En tanto, en la ciudad californiana de Oakland, un oficial falleció tras sufrir una herida de bala. Según fuentes policiales citadas por medios estadounidenses, el joven de Detroit recibió disparos durante las protestas y las autoridades están buscando al agresor.

Comments

comments