Autobuses Santa Fe desembarca en Bariloche a partir del 1º de enero


La empresa se hará cargo del servicio con un “permiso precario” desde el 1 de enero hasta la adjudicación de la licitación, prevista para abril de 2015. Aportará 18 nuevas unidades. El anuncio coincidió con el paro de los trabajadores de la intervenida Tres de Mayo, por el mal estado de las unidades. El Ejecutivo admitió que “hace muchos meses” viene dialogando con Autobuses Santa Fe.

La empresa, que también se encuentra en Neuquén, reemplazará a Tres de Mayo en el servicio provisoriamente.

La empresa, que también se encuentra en Neuquén, reemplazará a Tres de Mayo en el servicio provisoriamente.

El Municipio definió rescindir la relación con la empresa intervenida Tres de Mayo y establecer un convenio precario con Autobuses Santa Fe, para la prestación del servicio de transporte urbano de pasajeros en 13 líneas, desde el 1 de enero hasta la adjudicación de la licitación del sistema.

El anuncio lo realizó el Asesor Letrado del Ejecutivo, Ricardo Medrano, quien admitió que “hace varios meses” el Gobierno de Bariloche viene dialogando con la empresa, que hizo “la propuesta más seria y concreta” para asumir la prestación. El funcionario estuvo acompañado por el Secretario de Tránsito y Transporte, Francisco Pego.

Autobuses Santa Fe incorporará el 1 de enero 18 unidades a la flota de Tres de Mayo, “varias de las cuales serán 0 kilómetro”, indicó el funcionario, y detalló que el resto de los micros no tendrán una antigüedad mayor a los seis años. “Paulatinamente se irán incorporando nuevas unidades para reemplazar definitivamente la totalidad de las de Tres de Mayo”, explicó, y destacó la “inversión” que realizará Autobuses Santa Fe para la “renovación y mantenimiento de la flota”.

El Gobierno transparentó la decisión de convocar a una empresa para el reemplazo de Tres de Mayo, cuando a mediados de septiembre plasmó en el expediente judicial de la intervención su intención de lograr la transferencia de inmuebles de la firma barilochense. Desde entonces, eludió cualquier definición clara sobre su intención de rescindir con Tres de Mayo y otorgar otro convenio precario a otra empresa.

El anuncio formal llegó este miércoles, precisamente el mismo día que los trabajadores enrolados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA) concretan una medida de fuerza por el mal estado de las unidades (ver nota aparte). Sobre la medida de fuerza que paralizo el servicio, el Asesor Letrado consideró que no es achacable a la intervención el estado de la flota de micros, ya que “la situación que heredó es nefasta, muy difícil de reconducir. La intervención logró mantener el equilibrio en cuestiones básicas, como abonar salarios en tiempo y forma, y mantenido la flota en la medida de lo posible. Se trata de una situación heredada, no atribuible a la interventora”, defendió. Lo cierto es que el Ejecutivo apuró el anuncio para intentar descomprimir el conflicto, y garantizar la continuidad de los 240 puestos de trabajo.

Medrano confió que la futura responsable del servicio de casi el 60 por ciento del sistema de transporte urbana, es “plenamente consciente” del cuadro tarifario, y que la próxima revisión será en unos cinco meses. Además, interpretó que Autobuses Santa Fe no correrá con ventaja en el proceso de licitación, en relación a otras empresas.

FUENTE: ANB

Comments

comments