Avanza denuncia contra ex concejal por delito de resistencia a la autoridad y amenazas


La Justicia rechazó esta mañana el recurso de impugnación presentado por la ex concejal Patricia Jure contra la formulación de cargos que hizo la Municipalidad en los términos del artículo 241 del Código Penal, que fija el delito de resistencia contra la autoridad, de amenazas simples y perturbación del ejercicio de funciones públicas.

Javier Pino, asesor legal de la Municipalidad, contó que por unanimidad este pedido se “rechazó en todos sus términos”. Recordó que el Tribunal de Impugnación estuvo compuesto por los jueces Liliana Deinb, Florencia Martini y Federico Sommer. “Ellos por unanimidad ratificaron la imputación, y tuvieron por formulado los cargos”, comentó y agregó “ahora va a avanzar la causa, y se abre a investigación por 4 meses”.

Recordó que esta presentación se hizo “por el pedido del intendente Quiroga quien nos instruyó a realizar una denuncia penal contra Patricia Jure por los incidentes de violencia que protagonizó en el Concejo Deliberante el 27 de setiembre de 2018, cuando se estaba debatiendo la modificación del régimen jubilatorio de los empleados municipales”.

“El intendente consideró que había una gravedad institucional inusitada, y que no se puede imponer por la violencia lo que no se logra por los votos”, destacó Pino al explicar por qué se avanzó en esta denuncia.

Recordó que la presentación ante la Justicia fue ante el hecho que se dio en una sesión ordinaria del Concejo Deliberante cuando “Jure se subió a las vallas colocadas en el ingreso a este edificio arengando al grupo que estaba afuera a manifestarse en contra de esa ordenanza que se iba a tratar”.

“Sacó el candado de una de las vallas y permitió que ingresen manifestantes al Deliberante generando una situación muy tensa”, detalló Pino y contó que luego de esto y una vez en el recinto “saltó de la grada del público el señor González Palma y se fue directamente a buscar al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, donde la concejal Jorgelina González y funcionarios evitaron los golpes, pero hubo insultos y agresiones”.

“Entraron a la sala generando un clima de violencia, por ejemplo a una policía le tiraron agua caliente en la cara y tuvo que ser asistida. La policía informó ahí que no podía seguir asegurando la integridad física del personal del Concejo Deliberante por el grado de violencia y se suspendió la sesión”, señaló el abogado.

Comments

comments