Bill Gates dio un discurso junto a un tarro de excremento


Bill Gates sorprendió el martes en Pekín cuando apareció junto a un tarro de cristal lleno de excrementos. Su objetivo era denunciar el grave problema sanitario para los países en desarrollo por la falta de inodoro en muchas casas y proponer un modelo que no necesita agua ni conectarse a ningún sistema de depuración para funcionar.

Según Gates, la escasez de instalaciones sanitarias limpias causa enfermedades que cada año provocan la muerte de medio millón de nenes menores de cinco años. Su discurso tuvo lugar en la capital china donde se celebra una feria de tecnologías innovadoras para inodoros que funcionan sin canalización.

Algunos de los inodoros -precisó Gates- ya son probados en la ciudad sudafricana de Durban, donde también están en marcha otros modelos que se alimentan de energía solar.

Para el fundador de Microsoft, la rápida expansión de estos nuevos productos y sistemas de saneamiento que no necesitan conectarse a ninguna red podrían reducir drásticamente el número de muertes y el impacto de la falta de higiene en la salud de la población en los países más pobres.

Y es que Gates alertó que más de la mitad de la población mundial carece de instalaciones sanitarias limpias y cómodas.

Gates aseguró el avance tecnológico permite la expansión de su propuesta. “Ya no hay que preguntarse si podemos inventar nuevos inodoros y otros sistemas sanitarios”, señaló, sino cómo de rápido se pueden empezar a usar a gran escala estas soluciones.

Según la Unicef, 892 millones de personas en el mundo están obligadas a defecar en la calle.

Comments

comments