Boca ganó de visita a Nacional y sigue vivo en la Libertadores


En el estadio Centenario el conjunto de Bianchi venció 1 a 0 al «Bolso». El enganche convirtió el único gol del partido de penal. «Chiqui» Pérez se fue expulsado en el primer tiempo y dejó al «xeneize» con uno menos.

Boca le ganó de visita al invicto del grupo.

Boca le ganó de visita al invicto del grupo.

Boca tuvo un mejor comienzo de partido, manejando la pelota ante un Nacional que sólo pudo defenderse, ya que perdió muy rápido el balón. De cualquier manera, el xeneize generó muy poco peligro llegando con pelota dominada y la más clara fue un tiro libre frontal desde unos 25 metros ejecutado por Riquelme, que pasó por debajo de la barrera y que Bava, sacó contra el palo en gran estirada.

El conjunto de Bianchi intentó jugar por abajo y con claridad, pero Nacional le puso trabas y logró, por momentos,  cerrarle los espacios. El equipo uruguayo ganó más terreno con el pasar del tiempo, pero nunca fue lo suficientemente claro como para generarle peligro a Boca. Hasta ahí el equipo de la ribera había llegado con poca profundidad  y sólo una atajada del arquero a Riquelme había sido trascendente.

A los 43 minutos llegó un tiro libre de Riquelme y un agarrón a Burdisso que se convirtió en penal. Después el ídolo “xeneize” fue el encargado de ejecutarlo y poner el 1 a 0 provisorio. A Boca le quedan 45 minutos para concretar la recuperación que necesita para seguir adelante en la Copa Libertadores.

Boca jugó mejor el primer tiempo y lo gana por convicción y empuje. Desde los 21 minutos el conjunto de Carlos Bianchi jugó con un jugador menos por la expulsión de “Chiqui” Pérez. El central se había ganado una amarilla en el comienzo del partido y, cuando promediaba el primer tiempo, empujó a Juan Angel Albí adentro del área y le dio la oportunidad a Nacional para ponerse en ventaja.

Alonso agarró la pelota, midió los movimientos de Orión y, cuando le pegó, la mandó por arriba del travesaño. A partir de la expulsión de Pérez, Boca se retrasó en el campo y trató de cubrir los espacios en el fondo. Ribair, que jugó un buen primer tiempo, se posicionó como central y Erbes se volcó más al medio.

El conjunto de Bianchi intentó jugar por abajo y con claridad, pero Nacional le puso trabas y logró, por momentos,  cerrarle los espacios. El equipo uruguayo ganó más terreno con el pasar del tiempo, pero nunca fue lo suficientemente claro como para generarle peligro a Boca. Hasta ahí el equipo de la ribera había llegado con poca profundidad  y sólo una atajada del arquero a Riquelme había sido trascendente.

A los 43 minutos llegó un tiro libre de Riquelme y un agarrón a Burdisso que se convirtió en penal. Después el ídolo “xeneize” fue el encargado de ejecutarlo y poner el 1 a 0 provisorio. A Boca le quedan 45 minutos para concretar la recuperación que necesita para seguir adelante en la Copa Libertadores.

Comments

comments