Brigada indígena del EPP secuestró al ex vicepresidente paraguayo Óscar Denis


Sus hijas piden mediación urgente. El político, que es hipertenso e insulinodependiente, fue capturado en su hacienda ganadera junto a un peón.

El secuestro del ex vicepresidente Óscar Denis, el miércoles en el norte de Paraguay, fue destacado por ser el primero de un ex alto cargo de un Gobierno que comete el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), y por la responsabilidad en el mismo de una “brigada indígena” de esa guerrilla.

Denis, de 74 años, que además de ocupar la vicepresidencia entre 2012 y 2013 presidió el Partido Liberal, el mayor de la oposición, fue secuestrado en su hacienda ganadera junto a un peón de la misma, de 21 años, en la frontera entre los departamentos de Concepción y Amambay.

Este viernes sus hijas pidieron que los captores lo mediquen, dado que es hipertenso e insulinodependiente. Además, hace poco tiempo fue sometido a una cirugía compleja. Beatriz Denis expresó que lo importante es que los guerrilleros se contacten con ellas e informó que hoy mantendrán reuniones con las autoridades nacionales y quienes llevan a cabo la búsqueda.

Las fuerzas de seguridad hallaron en la camioneta en la que se desplazaban el político y el peón panfletos firmados por una “Brigada Indígena de ajusticiamiento de matones de estancias del Ejército del Pueblo Paraguayo” con la amenaza añadida de que los abusos contra las comunidades “no quedarán impunes”.

Algún referente del coloradismo señaló que el secuestro de Denis sería una venganza por la muerte de dos niñas de 11 años en esa zona una semana antes, en dos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y el EPP.

Cuando se produjo el secuestro de Denis, el Gobierno seguía bajo las críticas por la muerte de las menores y el rechazo de organizaciones de derechos humanos.

El Ejecutivo sostiene que las niñas eran parte del EPP e hijas de algunos de sus líderes, las cuales habrían crecido en Argentina y viajado el pasado año al campamento de la guerrilla desarticulado tras esos enfrentamientos.

El EPP se financia con secuestros de productores agroganaderos, muchos de las colonias menonitas de la zona, buscando a cambio de su liberación sumas económicas.

Comments

comments