Caso Farré: se conocieron mails que confirmarían que todo fue premeditado


Fernando Farré mantuvo comunicaciones vía mail con un abogado explorando sus posibilidades de defensa,  antes de matar a Claudia Schaefer el viernes pasado. La consulta –cuya autoría está siendo investigada- la hizo a través de al menos siete e-mails con falsos remitentes dirigidos a Alejandro Kalbermatten, titular de ASK abogados, un estudio jurídico con prestigio que él mismo se encargó de investigar.

mails de farre

Los correos anticipaban el femicidio que finalmente ocurrió dos días después, cuando el acusado apuñaló y degolló a su  esposa (todavía no estaban divorciados).

El mismo tiene fecha 18 de agosto, tres días antes del trágico desenlace que dejó a tres menores sin madre y con un padre preso acusado de asesinato. Fue una de las primeras consultas que tuvo el estudio de ese remitente con nick falso y que suponen se trató de Farré, quien tenía a ASK abogados como vínculo de amistad en su Facebook. Por cuestiones lógicas, el remitente fue tapado hasta tanto la justicia compruebe si se trató del empresario o no.

Otro, con fecha 19 de agosto, lleva «Lamento» como subject y responde a los intentos de Kalbermatten de evitar un posible crimen. «Lamento decirte que no hay otra salida. Si no me querés defender, no pasa nada. Es tu decisión y la respeto. Por eso te decía al principio que quería que me recomendaras un abogado del Estado porque yo sabía que con la plata que yo te puedo ofrecer era muy probable que no aceptaras. ¿Me podrías pasar uno?», dice el email que podría hacer caer la estrategia de la defensa de Farré que intenta instalar que el acusado asesinó bajo un estado de emoción violenta, lo que reduciría su pena.

Esa estrategia fue primero elaborada por el ex abogado de Farré, Gustavo Álvarez y sostenida ahora con fuerza por Adrián Tenca, abogado del portero Jorge Mangeri durante todo el juicio por el crimen de Ángeles Rawson. Álvarez renunció y el caso pasó a ser suyo. Ayer, Tenca insistió en los medios que su clientees inimputable, pese a los resultados de la autopsia del cuerpo y la inspección ocular de la Policía Científica en el domicilio donde ocurrió el crimen.

Los mails -enviados entre el 17 y 19 de agosto- son un aporte importante en la investigación ya que podrían virar el futuro del acusado y reafirmar la hipótesis de un crimen premeditado.

Comments

comments