Choele Choel: a mano armada asaltaron un micro que iba a La Salada


El violento asalto ocurrió sobre ruta nacional 22, en el tramo que une Choele Choel con Río Colorado, se produjo un violento y cinematográfico asalto cuyas víctimas, 54 en total contando los dos chóferes, se dirigían en colectivo hacia la feria porteña de La Salada.

Antes de abandonar el sitio, cortaron cables de la transmisión y de la bomba de agua del ómnibus, para que no anduviera.

Antes de abandonar el sitio, cortaron cables de la transmisión y de la bomba de agua del ómnibus, para que no anduviera. Crédito: Info Río Colorado

Los hechos se desencadenaron pasadas las 13,30 cuando el colectivo de la empresa “New Line”, de Centenario, pasó por Choele Choel. Tras 15 minutos de viaje, un vehículo de color gris se cruzó en medio de la carretera y desde el interior, los asaltantes realizaron un disparo con una escopeta, hiriendo al chofer.

Ante esto, y con el colectivo detenido, rápidamente subieron a bordo, armados, con los rostros y los brazos cubiertos. Con amenazas hicieron bajar a los pasajeros, mientras les quitaban el dinero. Luego les ataron las manos con precintos, mientras los metían en las bodegas del colectivo.

Con los pasajeros atrapados, los asaltantes se adentraron por un camino de tierra, y anduvieron por alrededor de 7 kilómetros, hasta que pararon en un pequeño bajo del camino. Allí se dieron a la fuga. Antes de abandonar el sitio, cortaron cables de la transmisión y de la bomba de agua del ómnibus, para que no anduviera.

Los pocos que habían quedado en el colectivo pudieron cortar los precintos y liberar a quienes estaban en las bodegas. “Fuimos cinco personas caminando hasta la ruta”, dijo Nieves, una mujer de Roca. “Tardamos mucho porque nadie quería parar. Hasta que paró un camionero y atrás una camioneta, y volvimos hasta el lugar porque estaba el chofer herido de bala. Cuando regresábamos hacia Choele, llegó la ambulancia e hicimos el traspaso”, sostuvo la mujer.

Hasta el lugar fue también la policía y otras ambulancias, que entre otros, asistieron al segundo herido, que recibió un culatazo en la cabeza. Funcionarios policiales de la regional IV trasladaron luego en sus propios vehículos a las personas con mayor riesgo.

Se calcula que el botín, teniendo en cuenta que cada pasajero llevaba al menos 20 mil pesos, ascendería a por lo menos medio millón.

El comisario Jorge Suazo, jefe de la unidad Regional IV, indicó que se dispuso un operativo cerrojo. En la causa interviene el fiscal Miguel Ángel Flores, quien ordenó varias medidas. Habría pistas importantes para poder dar con la banda.

Comments

comments