Científicos lanzaron advertencia: una inminente tormenta solar podría acabar con la vida en el Planeta Tierra


El Sol, la estrella que ilumina cada día de nuestras vidas, podría llegar a ser letal para la humanidad mucho antes de lo que la ciencia lo pronosticó.

Según la apreciación particular realizada por un grupo de científicos suecos, existe la posibilidad de que una tormenta solar acabe con la vida en la Tierra este mismo año. Un antecedente de este poderoso fenómeno, ocurrido hace unos 2.600 años, habría resultado altamente letal para varias manifestaciones de vida de aquellos tiempos. Y podría volver a ocurrir.

Nuestro planeta, como los otros que componen el sistema solar, recibe constantemente el ataque de rayos de partículas de elevada energía que a toda hora llegan desde el Sol. Dicha estrella emite llamaradas grandes de masa coronal que, si bien son impredecibles, también son habituales. La Tierra está protegida por el campo magnético y dicho efecto se puede verificar en esa inmaculada aurora alrededor de los círculos polares de la Antártida y el Ártico. Ahora bien, ¿esa protección es suficiente? Como antecedente, cabe destacar que en el pasado, una enorme tormenta solar impactó sobre el planeta pero sin incidentes. Empero, en la actualidad, con la modernidad, que trajo aparejadas las complejas redes eléctricas que se despliegan por el mundo, los sistemas de comunicación y los satélites corren serios peligros de quedar fuera de servicio definitivamente.

Según un reciente estudio que publicó la revista científica “Proceedings of the National Academy of Sciences”, una poderosa tormenta solar alcanzó la Tierra hace unos 2.600 años, siendo aproximadamente diez veces más virulenta que cualquier otra registrada en la historia moderna. Y lo peor de todo es que podría ocurrir en cualquier momento.

Los investigadores que participaron en este estudio, advirtieron que esta gigantesca tormenta solar es el tercer evento masivo de protones solares (SPE), y los otros ocurrieron hace 1.245 y 1.025 años, respectivamente.

Lo que muchos no saben es que el estudio de los geólogos suecos coincide con la predicción de los analistas de Saxo Bank, quienes el pasado año expresaron que durante este año una potente llamarada solar clase X, que son las más potentes, provocará una catástrofe sin precedentes en todo el mundo.

“En 2019, cuando se ponga en marcha el Ciclo Solar 25, la Tierra no tendrá tanta suerte y una tormenta solar golpeará el hemisferio occidental, derribando a la mayoría de los satélites en el lado equivocado de la Tierra en ese momento y desatando un caos incalculable en los GPS, infraestructura de viajes, logística, energía eléctrica y aire”, predijeron los analistas de Saxo Bank.

Sobre eso, en aquella oportunidad ya se expresaron los científicos, que dijeron ser incapaces de predecir los efectos de una tormenta apocalíptica en nuestros días, considerando que el 80 por ciento de la población mundial depende de la energía eléctrica de una u otra forma, aunque consideran que una tormenta solar de gran potencia y alcance global sería devastadora, al afectar el suministro de agua potable, los sistemas de comunicación, el transporte de alimentos y la atención médica, sin contar que colapsarían los sistemas gubernamentales, bursátiles y bancarios, lo que podría acumular una catarata de inconvenientes, además de los efectos que produjera en la vida de los seres vivientes. Quizá, como para considerar que llegó lo anunciado en la Biblia: nada más ni nada menos que el Apocalipsis.

Comments

comments