Colectivero tiene muerte cerebral tras negarse a llevar un pasajero sin barbijo


El conductor del transporte fue golpeado de manera salvaje por varios jovenes.

Un colectivero en Francia luchaba por su vida tras ser víctima del salvaje ataque a golpes de cinco jóvenes que pretendían subirse a su vehículo sin boleto ni barbijo. El sindicato del transporte convocó a un paro para exigir medidas rápidas frente al ataque al chofer. Los agresores quedaron detenidos.

El dramático caso conmocionó a la comuna vasco francesa de Bayona, donde los sindicatos de transporte Chronoplus convocaron a un paro por la violenta agresión al conductor de 58 años, que permanece internado con muerte cerebral. Sus agresores, en tanto, quedaron detenidos horas después del hecho, informó la cadena de radio local France Bleu.

Todo comenzó el domingo al mediodía cuando la víctima, identificada como Philippe, fue atacada a golpes por varios individuos en la parada de Balinchon porque se negó a dejarlos subir en el colectivo sin boleto ni portar un tapabocas. Además, llevaban un perro.

Philippe se bajó del vehículo para impedirles el paso y, en ese momento, uno de los jóvenes lo golpeó en la cabeza desde atrás. Minutos después, el colectivero ingresó a un hospital de la zona con un terrible diagnóstico: muerte cerebral.

Desde el sindicato contaron que Philippe llevaba años en la empresa, estaba a un año de jubilarse y tiene tres hijos. «No quiero enfrentar los hechos, siento que estoy teniendo una pesadilla. No puede irse así, iba a tener 59 años. No, no hacemos eso por un boleto, ¡no matamos gratis así!», señaló indignada Véronique Monguillot, la esposa del chofer.

«Pensábamos que íbamos a comprar un motorhome en septiembre. Todavía queríamos ahorrar un poco más. Destruyeron todo en cuestión de segundos», relató conmocionada.

Tras la agresión, el alcalde de Anglet y presidente del sindicato de movilidad del País Vasco francés Adour, Claude Olive, mantuvo una reunión con el alcalde de Bayona, Jean-René Etchegaray, la dirección de Chronoplus y los tres principales sindicatos. A la salida, los participantes se comprometieron a adoptar medidas rápidas.

El alcalde de Bayona denunció que la agresión supone un «acto de barbarie». «Si los empleados quieren detener el transporte hasta el funeral de Philippe (el conductor atacado), podemos entenderlo y nos asociamos con este reclamo legítimo», agregó.

Además habilitaron una célula de apoyo psicológica en el hospital de Bayona para ayudar a los compañeros del conductor agredido.

Según un comunicado de prensa del fiscal interino de Bayona, Marc Mariée, publicado el lunes por la noche, «cinco personas aún están bajo custodia policial y sus audiencias continúan». «Ya se han escuchado testigos y también se lanzó un llamado a testigos para determinar el origen de este altercado y el curso de la misma», indica el comunicado.

En cuanto a los perfiles de los atacantes implicados, «son personas que viven al margen de la sociedad, que regularmente beben alcohol y toman drogas».

Comments

comments