Comerciantes amenazan con rebelarse a las medidas para bajar la circulación del Covid-19


Las nuevas medidas para bajar la circulación y contener el avance del coronavirus en las principales ciudades de Neuquén debutaron ayer con poco respaldo y mucho reproche.

Foto: Comerciantes neuquinos protestaron drente a Casa de Gobierno.-

El sistema de salud evaluó como acertado los cierres para minimizar el colapso sanitario impuesto desde el gobierno, sin embargo, comerciantes amenazaron con una “rebelión” justificada en la necesidad económica.

El jefe de Gabinete, Sebastián González, explicó que las nuevas disposiciones “apuntan a reducir drásticamente la circulación de la población en la vía pública”.

Ni la distancia entre las mesas, el uso de barbijos y la desinfección con alcohol en gel fueron suficientes para las autoridades, que ante el aumento exponencial de casos decidieron optar por cerrar bares, restaurantes y gimnasios en las siete localidades con transmisión comunitaria (Neuquén, Plottier, Centenario, Cutral Co, Plaza Huincul, Senillosa y Zapala) lo que provocó el descontento generalizado del sector.

«Es muy difícil entender el decreto, no queda claro nada, si podemos abrir los comercios o no”, planteó ayer Norma Figueroa, la representante del grupo “Comerciantes Unidos” que ayer se manifestó frente a Casa de Gobierno y la municipalidad de la capital.

Figueroa afirmó que las restricciones no se pueden cumplir porque los comerciantes ya no tienen margen económico y cuestionó que “son medidas que se toman de forma aislada, sin pensar en las consecuencias”.

Por otra parte, el Colegio Médico de Neuquén apoyó en un comunicado las medidas adoptadas explicando que eran imprescindibles ante un sistema saturado y la necesidad de un respiro para los trabajadores de salud.

Comments

comments