Con una escopeta, otro jubilado mató a un ladrón que intentaba ingresar a su casa


Un nuevo caso de justicia por mano propia ocurrió esta vez en Mar del Plata.

Las repercusiones a favor y en contra del herrero que mató a uno de los ladrones que le habían robado en su casa en Quilmes todavía se hacen oír y ya se conoció un nuevo caso de justicia por mano propia que ocurrió en la ciudad de Mar del Plata. Otra vez, un jubilado, como en el caso anterior, ultimó a uno de los delincuentes que intentaba ingresar a su vivienda.

El dueño de casa, identificado por fuentes policiales como Néstor Génova, que tiene 81 años y vive solo en el inmueble de calle Azopardo al 3300, en el barrio Colinas de Peralta Ramos, disparó con una escopeta cuando vio que un desconocido pretendía ingresar por el ventiluz de un baño que da al patio trasero. El ladrón cayó herido y falleció dentro de los límites de ese inmueble.

El fiscal Fernando Castro, que se hizo cargo de la investigación, confirmó esta mañana que la persona fallecida tenía 27 años, antecedentes penales y recientemente -«hace unos días», aclaró- había salido de la Unidad Penal 15 de Batán, donde cumplía una condena por delitos que no detalló. Se cree que del intento de robo participaban otros dos cómplices, aun no identificados.

Durante el transcurso de esta jornada indagará a Génova, al que acusa de homicidio calificado y tenencia ilegal de arma de fuego, ya que la escopeta Ruby Extra calibre 14.32 que tenía en su poder desde hace algunos años no la había declarado ante el organismo de registro de armas de fuego. Llegará a esa instancia en libertad porque, en principio, se entiende que actuó en legítima defensa.

El propio Génova y algunos de sus vecinos dieron aviso a la policía sobre lo ocurrido a última hora de anoche. Según su primer relato, escuchó ruidos en el baño y ante la duda caminó hacia el lugar con su escopeta. Cuando vio que alguien ingresaba, apuntó y disparó. Pero aclaró que todos los movimientos los hizo «con la luz apagada».

Los vecinos de la zona confirmaron que Génova vivía solo y que en el barrio había antecedentes de robos recientes, tanto con armas de fuego como la modalidad de «escruche», en casas sin ocupantes.

Comments

comments