Conmoción en Holanda por la muerte de un árbitro en manos de tres jóvenes fultbolistas


El holandés Richard Nieuwenhuizen, un árbitro aficionado de 41 años, falleció luego de quedar gravemente herido por los golpes propinados por tres futbolistas de entre 15 y 16 años. Blatter expresó su conmoción por los hechos.

La víctima arbitraba un encuentro entre dos equipos juveniles, en uno de ellos jugaba su hijo.

Los tres jóvenes involucrados en la golpiza fueron acusados de homicidio una vez que se confirmó la muerte de Richard Nieuwenhuizen debido a los hematomas en estómago y cabeza por los que debió ser trasladado a un hospital en donde lo indujeron al estado de coma.

El hecho ocurrió hace dos días en Amsterdam (Holanda) durante un partido entre los equipos juveniles de Buitenboys y sus acérrimos rivales de la capital, los Nieuw Sloten.

En un comunicado oficial, la Federación Nacional de Fútbol calificó lo ocurrido como «una locura que alguien sufra un asalto de esta clase cuando disfruta de su afición favorita», mientras que Frank de Boer, técnico del Ajax, lanzó: «¿Dónde está la formación que estos chicos debieron haber recibido?».

Otro de los que lamentaron lo ocurrido fue el presidente de la FIFA, Joseph Blatter: «Me gustaría expresar mi tristeza y consternación tras conocer la muerte del árbitro asistente Richard Nieuwenhuizen. Me impactó profundamente tener noticia de este trágico incidente».

Mientras que luego agregó: «El fútbol es un espejo de la sociedad y tristemente las mismas enfermedades que afligen a la sociedad -en este caso la violencia- también se manifiestan en este juego».

La historia tiene además el lamentable detalle de que en el equipo de Buitenboys jugaba el hijo del juez atacado, quien fue testigo de la muerte de su padre. Los agresores, en tanto, representaban a los Nieuw Sloten.

Comments

comments