Creen que alguien provocó intencionalmente el apagón en Buenos Aires


El ministro de Planificación, Julio De Vido,  indicó que «no se le puede echar la culpa al calor» por el apagón de anoche. Aseguró que lo que sucedió «es llamativo» y remarcó en tres oportunidades que los principales inconvenientes fueron en horario pico y en el centro porteño. Presentarán una denuncia penal y harán una investigación interna.

 

El Gobierno calificó como «llamativa» la falla en el servicio eléctrico que generó un importante apagón en la Ciudad de Buenos Aires y en parte del Gran Buenos Aires en la tarde del miércoles.

«Nos llama la atención el lugar, la hora y la demanda que tenía esa instalación, que era la mitad que podía soportar. Además era una línea que había sido verificada recientemente«, destacó.

El funcionario adelantó que presentará una denuncia penal ante la Justicia para que determine las causas que generaron la falla. «No descartamos ninguna hipótesis», lanzó. Paralelamente se instruyó al ENRE para que realice una profunda investigación interna.

Pese a que se mantienen las altas temperaturas, el ministro aseguró que elsistema hoy «responderá perfecto» ya que se espera un pico de consumo que estará por debajo de las reservas energéticas, cuya capacidad es de 25.000 megavatios.

De Vido aclaró que lo sucedido “no tiene nada que ver” con el plan preparado para el verano ni con “el mantenimiento” de las líneas de tensión. “Tienen aisladores de última generación que no se resienten con las altas temperaturas. Hemos recorrido la línea en su totalidad y a esta hora no hemos encontrado ninguna situación que amerite que se haya caído”, reflexionó.

Al respecto, el ministro de Planificación señaló que en los últimos 15 días se efectuaron tareas de mantenimiento sobre las líneas, y que una de ellas fue renovada totalmente durante su gestión. En consecuencia, resaltó la “curiosidad” que haya saltado “intempestivamente” el servicio, ya que en el momento del corte la provisión “no estaba sobrecargada” y luego “no se detectó ninguna falla física” durante las recorridas.

Con respecto al alcance del apagón, el funcionario infomó que en total salieron de servicio 26 subestaciones de energía (repartidas entre Edenor y Edesur), afectando alrededor de 3.200.000 personas. Actualmente, estimó que 85.000 usuarios aún permanecen con interrupciones en el suministro eléctrico.

Comments

comments