Crisis frutícola: Nación y provincias analizaron medidas


Funcionarios nacionales y de las provincias de Río Negro y Neuquèn se reunieron este viernes en Buenos Aires. Se analizaron los pasos a seguir en torno a medidas de ayuda para el sector de la fruticultura que se encuentra en plena crisis.

crisis fruticola

Se reunieron este viernes funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación,  con sus pares de las provincias de Río Negro y Neuquén, para  analizar las medidas instrumentadas de apoyo a la actividad frutícola. La secretaria de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carla Campos Bilbao, encabezó el encuentro, en el que estuvo además el senador Miguel Ángel Pichetto.

Durante el encuentro, se analizó la correcta implementación del operativo de apoyo a la producción frutícola que significó un aporte global de 300 millones de pesos  repartidos en tres etapas. La primera destinó 110 millones de pesos (50 por Nación, 50 por Río Negro y 10 por Neuquén) para Aportes No Reintegrables de fomento productivo. La segunda, otros 80 millones (35 por Nación, 35 por Río Negro y 10 por Neuquén) destinados a la compra de emisores y trampas, necesarios para garantizar el nivel sanitario en los cultivos. Actualmente, las provincias completan la operatoria de pagos a productores correspondientes a la última fase, de otros 110 millones de pesos (50 por Nación, 50 por Río Negro y 10 por Neuquén) que permite afrontar los gastos de poda y otras labores culturales en los cultivos.
Por otro lado, se acordó proseguir con los encuentros de trabajo promovidos por el Senador Nacional Miguel Pichetto para consolidar las líneas de financiamiento para empresarios y productores frutícolas a través del Banco de la Nación Argentina.
La oferta crediticia está disponible para prefinanciación de exportaciones, recomposición de capital de trabajo e inversiones productivas por montos de hasta 30 millones de pesos, con plazo de recobro de hasta tres años. El Ministerio de Agricultura nacional subsidia 6 por ciento de la tasa de interés, por lo que la línea crediticia cuenta con una tasa final de entre 11 y 17 por ciento anual según el destino. «Esta gestión se definió positivamente, se acordó una tasa subsidiada y destinos útiles para los distintos sectores, ahora se están analizando las carpetas de las empresas, viendo el tema de las garantías, se está avanzando”, aseguró Pichetto.
Además, Nación y las provincias avanzaron en el acuerdo de políticas comunes para la instrumentación de medidas que favorezcan la reconversión y diversificación productiva en el sector frutícola, y del desarrollo rural en general de las provincias que albergan el Alto Valle.
Campos Bilbao también resaltó la importancia de «fortalecer el mercado interno de peras y manzanas para alcanzar los estándares internacionales de consumo per capita, continuando con la dotación de infraestructura y equipamiento para empaque, cámaras de frio y agregado de valor”. Si bien valoró la ejecutividad del trabajo conjunto con las provincias para la aplicación de las medidas, Campos Bilbao subrayó que «preocupa todo lo que nos pasó en la antesala, que nos retrasó casi 60 días y ahora nos hace repensar la representatividad del sector. Más adelante, terminada la poda y las tareas culturales, trabajaremos en un nuevo esquema de dialogo”.

Comments

comments