Del Potro y Pella pusieron 2-0 a Argentina, en semifinales en Gran Bretaña


Juan Martín del Potro derrotó al británico Andy Murray por 6-4, 5-7, 6-7 (5), 6-3 y 6-4 en el inicio de la semifinal en Glasgow. A continuación, Guido Pella venció a Kyle Edmund por 6-7 (5), 6-4, 6-3 y 6-2. Así, el equipo dirigido por Daniel Orsanic se puso 2-0, a un triunfo de avanzar a la quinta final en la historia albiceleste.

foto-juano-tesone_iecima20160916_0056_7

La osada apuesta del equipo argentino de enfrentar en el primer día de acción a Del Potro con Murray tuvo un impacto altamente positivo. El tandilense volvió a jugar en un enorme nivel, luchó durante más de cinco horas y logró el 1-0 para el conjunto de Daniel Orsanic en el comienzo de las semifnales. Victoria ante el N°2 del mundo, tras quebrar una racha negativa de 0-7 en sus últimos partidos a cinco sets y que se suma a los éxitos conseguidos ante Novak Djokovic, Rafael Nadal y Stan Wawrinka en Rio de Janeiro y Wimbledon.

Un primer set intenso, extenso y con grandes intercambios de impactos. En el inicio, mejor plantado Murray con un veloz quiebre (2-0) y un patrón de juego claro: desgastar el físico de Del Potro, con drops como principal argumento. Para marcar un ejemplo: el primer game duró más de ocho minutos.

De a poco el argentino fue encontrando la forma de contrarrestar el esquema del británico. Tras recuperar el break rápidamente, tomó el dominio del juego con sus tiros y, en un game con dos buenas subidas a la red, firmó un segundo quiebre para el 4-3. Con la ventaja, dos grandes games con el servicio, sin ceder puntos, para el inicial 6-4.

El ritmo del segundo set cambió por completo. Puntos cortos y control desde el servicio. Del Potro tuvo la primera chance de quiebre, en el 4-4, pero Murray respondió con autoridad y trasladó la presión. Así fue que, en un cierre de parcial con altísimo nivel, el británico firmó el golpe desde la devolución y puso el 7-5.

Del Potro acarició la ventaja en el tercero y se le terminó yendo de las manos. Quebró en el 3-2, perdió su saque y volvió a ganar desde la devolución para el 4-3. Llegó a estar 5-3 y tuvo un set point en el 5-4, en el que hizo todo bien y Murray resolvió la historia con una defensa impresionante ante una subida a la red. En el tiebreak el argentino levantó un 4-1, dio pelea en el 4-4 y se quedó con las manos vacías por 7-5 en el desempate.

El tandilense no acusó el impacto anímico y tuvo un golpe de efecto en el inicio, con un quiebre para el 3-1. Y luego, una prueba de autoridad para cerrarlo con su servicio, para el 6-3. Y en el cierre, la mejor versión de Del Potro, con autoridad, jerarquía y mucho pulso. Tuvo chance en el 2-2, pero selló un quiebre enorme en el séptimo game (yendo desde 0-40) y firmó la victoria para el 6-4 con un certero ace. ¡Gigante! Y en el cierre, la mejor versión de Del Potro, con autoridad, jerarquía y mucho pulso. Tuvo chance en el 2-2, pero selló un quiebre enorme en el séptimo game (yendo desde 0-40) y firmó la victoria para el 6-4 con un certero ace. ¡Gigante!

pella

Después, pese a entrar un poco nervioso, Pella se fue soltando y consiguió finalmente su mejor éxito en la Davis. Tras debutar esta temporada en este tradicional certamen por equipos, no se imaginó que ahora sería clave para poner a Argentina con ventaja de 2-0 frente al defensor del título, de visitante, sobre cancha dura y bajo techo.

El bahiense fue presa de Edmund en el set inicial, pero una rotura en el segundo set le dio un plus de confianza. Le hizo caso a Orsanic, empezó a tomar más riesgos, atacó más, quitándole comodidad a su adversario desde la base, sorprendiéndolo en algunos pasajes con voleas y toques en la red, para concretar un triunfo muy valioso, en especial después del gran golpe de Del Potro frente al campeón de Wimbledon.

Hasta aquí, sólo se había cruzado en marzo pasado en Indian Wells, con un ajustado triunfo del argentino. Y esta vez repitió, con victoria en cuatro parciales, siendo muy bueno en defensa y pasando rápido a contragolpes que desorientaron al local. Así, Pella concretó una proeza personal y Argentina se puso a un paso de meterse por quinta vez en la historia en la gran final de la esquiva Copa Davis.

El sábado, en tanto, será el turno de los dobles. Inicialmente jugarán Federico Delbonis y Leonardo Mayer ante los hermanos Andy y Jamie Murray, aunque estas duplas podrían cambiar hasta una hora antes del comienzo del partido. Mucho tendrán que ver los resultados del viernes. Y se especula con la chance de que juegue Del Potro en dupla con Mayer, aunque el tandilense podría ser cuidado para un eventual cierre de la eliminatoria para el domingo.

A su vez, el domingo, en caso de que la serie aún esté abierta, se dará en el arranque el duelo de los número uno, entre Pella y Murray y, para el cierre, el quinto punto entre Del Potro y Edmund.

El gran desafío argentino es avanzar por quinta vez a la final de la Davis, con la meta de llevarse el título tras caer en las cuatro definiciones. El vencedor de este choque jugará en noviembre ante el ganador de la semifinal que disputan Croacia y Francia y está 1-1.

 

Comments

comments