Denuncian abandono del patrimonio edilicio en la vieja estación de trenes


 

Kreitman dijo que «el abandono es terrible».

La diputada provincial por la Coalición Cívica Ari (CC-ARI), Beatriz Kreitman, dijo esta mañana al programa radial Rompe Cabezas, que se emite por AM Cumbre, que la situación de deterioro que presentan los viejos vagones de ferrocarril en lo que fue una vez la estación de trenes de la ciudad es alarmante.

«En realidad la destrucción es alarmante, lo que uno puede apreciar ahí desde lo edilicio, es el deterioro absoluto, los vagones destruidos, quemados, algunos utilizados para pernoctar allí con las consecuencias que esto tiene: Estamos hablando de vagones propios del ferrocarril que son antiquísimos, luego cuando uno ingresa a la sala de trabajo de los distintos profesionales que allí se desempeñan, hay que ver el esfuerzo titánico que hace esta gente por resguardar patrimonio que es de todos, que ellos mismos lo establecen como nuestro patrimonio cultural en este sentido se pierde y no se recupera más», explicó la legisladora.
«Recién en este momento la comisión de Cultura y Educación de la provincia los recibió en esta Legislatura a todos los trabajadores, que la verdad que cuando uno los escucha es aún más doloroso, porque ellos lo viven y lo sufren en forma permanente. Para que la gente entienda, no es sólo este edificio de Cultura, es todo nuestro patrimonio cultural, arqueológico, bueno, museos de sitio, absolutamente abandonados», agregó.

Con relación al presupuesto que el gobierno provincial destina al área de Cultura, añadió kreitman que, «el presupuesto es bajo porque no llega ni al 0,3% del presupuesto general, es bajísimo, pero además, tampoco se siente que esa poca plata llegue allí. La verdad que el tema es presupuestario, por supuesto, pero en este momento hay que trabajar en un plan de emergencia urgente, rápido, un plan de contingencia que determine primero que los especialistas puedan viajar al interior a ver en qué situación están nuestras pinturas rupestres, hasta huesos, hasta museos de sitio».

También denunció la falta de seguridad del predio: «No hay seguridad, no hay cercado, la gente entra como quiere, sale como quiere, utilizan los vagones de aguantadero, es terrible, entonces eso hay que ponerle un límite, protegerlo, cerrarlo y empezar a trabajar en su recuperación, que no puede ser cualquier persona tampoco la que lo haga», advirtió.

Comments

comments