Desalojo de estatales terminó en caos y violencia


Grupos especiales de la policía reprimieron ayer, una protesta de ATE Salud que bloqueaba el abastecimiento de la ropa de cama para los hospitales. La orden judicial derivó en dos horas de enfrentamiento, entre la policía y los manifestantes, con piedras, gases y balas de goma.

Los incidentes se iniciaron ayer, cuando a pedido del Gobierno, la fiscal Valeria Panozzo dictó una orden de desalojo contra la protesta instalada en el lavadero de ropa hospitalaria ubicado en Santa Fe al 200.

El desalojo se debió a un planteo que hizo un abogado de la Subsecretaría de Salud ya que estaba en riesgo la atención de la salud en los hospitales debido a que se estaba acabando la ropa de cama y no se podía retirar la que estaba en el lavadero.

Los enfrentamientos comenzaron pasadas las 17 y se extendieron por alrededor de dos horas frente al hospital Castro Rendón. Los uniformados desplegaron un intenso operativo, que necesitó de refuerzos en más de tres oportunidades, y en el que utilizaron balas de goma y gases lacrimógenos.

 

Los manifestantes respondieron con piedras y utilizaron contenedores de residuos como barricadas, algunas de ellas fueron incendiadas y obligaron la intervención de Bomberos.

Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE, repudió la violencia y denunció abusos por parte de la policía.

Por su parte el gobernador Omar Gutiérrez, de visita por el norte neuquino, repudió la violencia que se vivió en la jornada previa cuando un sector del gremio estatal irrumpió en la sede Junta Coordinadora para la Atención Integral de las Personas con Discapacidad (Jucaid). Confirmó sumarios y pidió a la justicia “las sanciones más fuertes y en el menor tiempo”

Comments

comments