Desarticularon al “clan patagónico”: utilizaban un kiosko para tapar la venta de cocaína en Plaza Huincul


Los cinco miembros de la organización narco fueron detenidos tras una investigación de la Policía Federal.

Una mujer, pareja de uno de los narcos, había montado un kiosko para tener una pantalla que les facilitara la venta de estupefacientes y, al mismo tiempo, les permitiera tapar su verdadera actividad. El hombre era reconocido en el ambiente delictivo de la provincia, en tanto que había forjado un verdadero clan familiar que incluía a sus suegros, cuya vivienda era el centro de acopio de la cocaína. Así, la Policía Federal llevó a cabo dos allanamientos, desarticuló a la red e incautó narcóticos listos para la venta al menudeo.

La pesquisa comenzó en mayo de este año. El personal de la delegación Neuquén de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- realizó una serie de tareas de campo que probó el entramado delictivo que unía a las localidades de Plaza Huincul, donde habían emplazado el kiosko que funcionaba como búnker, y Cutral Có, donde estaba el principal centro de acopio y fraccionamiento de las sustancias ilegales.

La operación “Clan Patagónico” se desarrolló en el marco del programa “Argentina sin Narcotráfico”. Los detectives identificaron a un comercio ubicado en la intersección de Avenida Cutral Có y Sargento Cabral como una pantalla que servía para cubrir las verdaderas intenciones de Gustavo M. y Ailen C., una pareja narco que se dedicaba a la venta de cocaína en pequeñas dosis en la zona. Pero la banda era más amplia: involucraba a los padres de Ailen y a su hermano, quienes se encargaban del almacenamiento de la droga.

Con el material probatorio que se acumuló, los uniformados allanaron de forma simultánea el kiosko y el centro de acopio. De esta forma, no sólo arrestaron a todos los integrantes del clan, sino que además incautaron 200 gramos de cocaína distribuidos en pequeñas dosis. Asimismo, a instancias del Juzgado Federal N° 2 de Neuquén, a cargo de Gustavo Villanueva, se secuestraron 14 teléfonos celulares, dos motocicletas, una computadora portátil, una cámara de video vigilancia, dinero en efectivo y toda documentación que pueda resultar de interés para el avance de la causa.

Comments

comments