Detectan irregularidades en la aplicación de la tasa por compensación ambiental de las antenas ubicadas en el de Parque Norte


La Municipalidad de Neuquén detectó serias irregularidades en la aplicación de la tasa por compensación ambiental de las cinco antenas ubicadas en el área protegida de Parque Norte, un espacio privilegiado de la ciudad de Neuquén. No solo descubrió que pagaban valores irrisorios sino que además declararon superficies mucho menores a las reales afectadas por las estructuras de telefonía fija y/o móvil.

“Hubo un desmanejo absoluto, una desidia total”, lamentó el secretario de Finanzas, Fernando Schpoliansky, aludiendo a la administración anterior, y sostuvo que la nueva implementación hace a un “sistema tributario más equitativo y más justo en la ciudad como nos requirió el intendente Mariano Gaido cuando asumió”.

También indicó que “no encontramos un solo antecedente, no sabemos si se hizo un estudio de impacto ambiental. Por eso lo pedimos ahora y por qué se fijó un precio irrisorio, tan bajo en detrimento del conjunto de la ciudadanía porque un contribuyente paga más que esa suma al año en tributos”.

En consecuencia, anunció que las empresas responsables de las cinco antenas -a las que se suman una de multimedios y una distribuidora de gas- fueron notificadas e intimadas a pagar en conjunto $90 millones en concepto de los meses de enero, febrero y marzo; a abonar los periodos no prescriptos por un total de $480 mil; y a presentar estudios de impacto ambiental correspondientes.

Schpoliansky explicó que por compensación ambiental las antenas venían abonando hasta $4.500 por única vez al año, en contrario de lo que indica la ordenanza vigente desde el año 2006 que crea la compensación ambiental. A partir de este año tributarán $30 millones por mes, o sea, $360 millones al año.

El valor del metro cuadrado por compensación ambiental quedó aprobado en $750 en el Código Tributario del ejercicio fiscal 2021. “El año pasado era de $7.50, en 2019 de $5, en 2018 de $4”, mencionó “y encima, habían declarado por compensación ambiental una superficie mucho menor en perjuicio del Estado Municipal”.

La ordenanza establece como área afectada una especie de cono, específicamente “la superficie del círculo con centro en la antena y de radio igual a la proyección horizontal de las riendas, por metro cuadrado y por mes” y las empresas, dijo, habían declarado solo el área cercada. Informó que algunas lo hicieron por 600 metros cuadrados cuando la afectación real es de 9.000 metros cuadrados.

“Evidentemente se trata de una estafa a las y los neuquinos, acá utilizaron deliberadamente una forma de medición que se calculó sobre el perímetro cercado únicamente, que encierra a toda la torre y no la superficie del círculo mayor, que lo conforman las riendas, son antenas de gran envergadura que necesitan riendas, y esa es la superficie afectada, así lo dice la ordenanza”, replicó a su vez Baggio.

“La verdad nos sorprendimos, nos ofendemos como neuquinos porque la administración anterior que esto lo tenía como responsable al actual concejal, Marcelo Bermúdez, se vanagloriaba de decir que era la gestión más eficiente, más transparente y esta es la quinta situación que encontramos de controversia y de grandes dificultades: las canteras, las ordenanzas cajoneadas, las piletas de oxidación. Creo que hay que poner el ojo en esas situaciones, en como una gestión nos engañó por tanto tiempo, y esta es una muestra más”, sentenció.

Comments

comments