Detectaron la presencia de una ameba “comecerebros” en el agua potable


La muerte de un nene de 6 años despertó la alerta por la bacteria en más de ocho ciudades que se alimentan del mismo suministro de agua.

Una ameba “comecerebros” alertó a más de ocho ciudades luego de que se conociera la muerte de un nene de 6 años por la ingesta de agua potable. La emergencia surgió ya que cada una de estas urbes se encuentran conectadas al mismo suministro de agua. Las mismas, ubicadas en el estado de Texas, en los Estados Unidos, acudieron a la Comisión de Calidad Ambiental para que actúe al respecto.

La muerte del pequeño se registró a principios de mes, el 8 de septiembre. Según informaron los medios locales, el menor contrajo la bacteria al ingerir el líquido en su casa o de una fuente de agua en la ciudad de Lake Jackson. Tanto esta como Freeport, Richwood, Oyster Creek, Clute, Brazoria, Angleton y Rosenberg dieron la emergencia al recibir el agua por la misma fuente.

Este especimen, de la familia de la Naegleria fowleri, ya tiene un historial de ataques en los Estados Unidos, siendo un total de 34 los reportados entre 2009 y 2018. No obstante, el cálculo se vuelve más espeluznante si se tiene en cuenta la cantidad de sobrevivientes de un rango mayor. Entre 1962 y 2018, según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de las 145 personas infectadas solo cuatro de ellas sobrevivieron.

La cadena ABC informó que, de las 11 muestras que se realizaron en Lake Jackson, tres de ellas dieron positivo por contener en su interior la ameba. Mientras que una de ellas pertenecía a la fuente de donde bebió el pequeño las otras tres pertenecen a un centro cívico.

Comments

comments