Detienen a una pareja que tenía a sus 13 hijos encadenados y desnutridos


Las víctimas fueron secuestradas por sus propios padres, quienes les mantenían atados con cadenas y candados dentro de su propia casa.

Trece hermanos, con edades comprendidas entre los 2 y 29 años, fueron liberados por la policía en el estado de California (EEUU), tras ser secuestrados por sus propios padres. La policía detuvo a los padres, David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49, acusados de torturar y de poner en peligro la vida de sus propios hijos. Según el comunicado de las autoridades del condado de Riverside (sur de California), los hermanos fueron encontrados atados a las camas y con evidentes signos de malnutrición.

La detención de los padres fue posible gracias a la colaboración de una de las víctimas, una joven de 17 años que consiguió huir del domicilio familiar ubicado en la ciudad de Perris (Condado de Riverside, California), y se puso en contacto con la policía desde un teléfono que había localizado en la casa. En el comunicado ofrecido por la policía se relata que la joven denunció que sus padres mantenían secuestrados a sus 12 hermanos con cadenas y candados.

Los agentes de policías que se presentaron en el domicilio quedaron sorprendidos al llegar, cuando comprobaron que muchos de las víctimas aparentaban menos edad de la que realmente tienen. Esto se debía sobre todo a las pésimas condiciones en las que fueron retenidos por sus padres. Según la información de la policía, la vivienda donde se encontraban secuestrados era oscura, sucia y desprendía malos olores.

Los 13 hermanos, seis menores y siete adultos, víctimas de este sórdido suceso reciben tratamiento en hospitales de la localidad californiana.

Comments

comments