Detuvieron al asesino de Senillosa tras dar muerte a una nueva víctima


El joven de 19 años que el domingo en la madrugada propinó 10 puñaladas a un vecino de Senillosa, ya había asesinado a una trabajadora sexual de Rincón de los Sauces cuando tenía 17.

El hecho que comenzó el domingo a la madrugada como una discusión con un vecino de la ciudad de Senillosa terminó con un asesinato tras asestarle más de 10 puñaladas en todo el cuerpo a la víctima. El joven había asesinado a otra mujer, en el 2017 y esperaba en libertad el juicio. Tras una minuciosa investigación policial, se detuvo y se le formularon los cargos por homicidio simple.

El domingo por la noche el joven asesino concurrió a una cervecería, ubicada sobre Avenida Pascual Puente al 1000, lugar donde coincidió con su víctima, Claudio Sanhueza (41).

Por motivos que aún no trascendieron, mantuvieron un altercado y minutos más tarde, alrededor de la 1:30, Sanhueza fue alcanzado y atacado a puñaladas en Sixto Zapata al 800.

Una vecina escuchó los gritos que la pusieron en alerta por lo que miró por la ventana de su casa y vio a una persona tendida boca abajo en la calle.

Inmediatamente, dio aviso a la Policía y al llegar los efectivos hallaron a Sanhueza inconsciente. Pese al cuadro que observaron la víctima fue derivada al hospital local y luego al Castro Rendón, donde falleció en el quirófano, mientras era operado.

Desde ese momento, efectivos de la Comisaría 11 y del Departamento de Seguridad Personal iniciaron una investigación que permitió dar con el autor del crimen.

El lunes a media mañana fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía de Homicidios, que se espera le formule cargos y solicite que se le imponga prisión preventiva por homicidio simple.

El joven de 19 años es el autor del crimen de Claudia Pérez, una trabajadora sexual de Rincón de los Sauces ocurrido el 15 de enero de 2018 cuando tenía 17 años. Por la edad que tenía en ese entonces se le impuso un año de tratamiento con arraigo institucional donde se evaluó su conducta. Estuvo alojado en un hogar de menores, pero salió dos veces para robar y agredió a uno de los operadores del lugar.

Luego del año de tratamiento , que terminó en abril y tras los informes presentados por la fiscalía de Delitos Juveniles y la Defensoría, se solicitaron prórrogas para ubicar a algunos testigos cuyo testimonio era clave para la causa. Fuentes judiciales confirmaron que aún no fue fijada la fecha de realización de ese juicio.

Además, fue condenado a 4 meses de prisión en suspenso por dos robos que cometió ya con 18 años, a un remisero y a un hombre que estaba en una garita de colectivo mientras estaba alojado en un hogar institucionalizado, donde también agredió a un operador. Fue acusado por ese hecho y le dieron 15 días de prisión preventiva. Días después, lo internaron en Salud Mental del Castro Rendón, pero fue solo por un tiempo.

Comments

comments