Diputados expropiaron 185 hectáreas de tierra en Senillosa


La Cámara de Diputados aprobó hoy en general y por unanimidad declarar de utilidad pública y sujeta a expropiación 185 hectáreas de zona rural y periurbana de la localidad de Senillosa.

Diputados expropiaron 185 hectáreas en Senillosa

Vecinos de Senillosa lograron la expropiación de las tierras. Foto: Prensa Legislatura.

La expropiación beneficia a 100 familias productoras de la zona que ocupan las parcelas desde el año 2000. Con la ley, los microemprendedores podrán obtener un título de propiedad, acceder a créditos y servicios y regularizar su situación dominial para evitar un posible desalojo por orden judicial.

La iniciativa indica que los productores deben devolver los fondos que el Ejecutivo aporta para solventar la expropiación y fija un plazo de prohibición de transferencia de la tierra de 15 años para evitar cualquier tipo de especulación inmobiliaria. Hubo 15 intervenciones que desde diferentes posiciones políticas apoyaron la ley. La 30° sesión ordinaria del cuerpo comenzó a las 15.30, con la presencia de 33 diputados y fue presidida por la vicepresidenta 1° de la Cámara, Graciela Muñiz Saavedra.

Como miembro informante el diputado Raúl Bettiga (MPN) recordó que se trata de 100 familias que hace 14 años ocuparon tierras privadas, áridas e improductivas para poder trabajarlas y, durante esa época de crisis, obtener un sustento para sus familias. Explicó que la normativa les permite a los productores convertirse en propietarios legítimos de la tierra y así poder gestionar créditos y servicios para mejorar su capacidad productiva. Al respecto, comparó la situación anterior, a la que calificó de “especulativa e improductividad”, con la transformación actual, donde “las personas recuperan la dignidad a través de la cultura del esfuerzo y del trabajo”.  Agregó que la sanción de la ley también significa “llevar paz social y tranquilidad a más de un centenar de familias productoras”.

Por su parte, Daniel Baum (UP) acompañó la expropiación al sostener que la misma “garantiza futuro” y pone “la tierra al servicio del trabajo y la producción”. A la vez, recordó que para evitar especulación inmobiliaria y desviaciones en el uso que originalmente fija la normativa, se prohíbe la enajenación del bien por un término no menor a 15 años. En tanto, Darío Mattio (MPN) destacó el trabajo en la comisión de Asuntos Municipal y dijo que el trámite demandó dos años, de los cuales ocho meses fueron de debate en la comisión. Añadió que hubo instancias en las que se debió alertar a la justicia sobre el avance del trámite para impedir posibles desalojos.

Comments

comments