Don Felipe Sapag tiene su monumento sobre la avenida Olascoaga


Con la presencia de su esposa Doña Chela, el gobernador de la provincia Jorge Sapag, el jefe comunal Horacio Quiroga, autoridades provinciales y municipales, funcionarios, legisladores provinciales y nacionales, concejales y vecinos de la ciudad, quedó inaugurado el monumento a quien fuera cinco veces gobernador de la provincia del Neuquén, Don Felipe Sapag.

Fue inaugurado ayer por la tarde con la presencia del Gobernador y el jefe comunal.

Fue inaugurado ayer por la tarde con la presencia del Gobernador y el jefe comunal. 

Ayer, y con la participación del Gobernador Jorge Sapag, se inauguró el monumento a Don Felipe Sapag en la Plazoleta Provincias Argentinas, ubicada en la intersección de las calles Avenida Olascoaga y Ministro Alcorta de la ciudad de Neuquén.

El diputado del MPN y presidente de la Fundación Felipe Sapag –organizadora del evento conmemorativo– Luis Felipe Sapag fue el principal orador del acto homenaje. Al hablar, Sapag sostuvo que la obra “se adaptó a la personalidad de Don Felipe: caminando las calles neuquinas, sonriente y sin pedestal alguno”.

El legislador provincial aseguró que “el monumento nos remonta al pasado pero además al futuro” y en tal sentido estimó que Don Felipe “nos diría que hoy tenemos una oportunidad en la provincia, nos pediría que avancemos hacia el futuro con tolerancia y haciendo uso de todos los mecanismos de la democracia”. Sapag destacó la “generosidad y la humildad” como la forma de hacer política de Don Felipe y convocó a imitarlo “para seguir sumando democracia”.

La obra, según explicó su creador artístico Alejandro Santana, consiste en el monumento de la figura de Don Felipe Sapag que lo eterniza caminando y sonriente, un piso que fusiona una guarda árabe y una mapuche, y un arco de nueve metros de altura con columnas compuestas por una araucaria, el árbol nativo de Neuquén y un cedro libanés.

Dio origen al acto homenaje a Don Felipe Sapag el descubrimiento de una placa recordatoria ubicada en uno de los extremos del arco; luego el Obispo Virginio Bressanelli bendijo la obra y se entonaron los himnos nacional y provincial bajo la interpretación del cuarteto musical Valentino Paz. A continuación, representantes de la comunidad Namuncurá hicieron una presentación musical mapuche y luego hicieron la danza árabe típica un grupo de odaliscas de la comunidad libanesa.

Comments

comments