Dos alumnos ciegos podrán seguir sus estudios de música


Dos alumnos que están cursando los estudios de Formación Básica Musical, podrán continuarlos,  gracias a un convenio firmado entre la Fundación BPN y la Escuela Superior de Bellas Artes.

ciegos bpn

El presidente de Fundación Banco Provincia del Neuquén, Pablo Bongiovani, y el rector de la Escuela Superior de Música de Neuquén, Javier Díaz de Quintana, firmaron un convenio que permitirá facilitar la lectura de partituras a dos alumnos ciegos que están cursando los estudios de Formación Básica Musical.

A tráves de este acuerdo Fundación BPN se hará cargo del costo de los honorarios del profesor Julián Vega, quien dictará las clases de Musicografía Braille, sistema de lecto escritura musical en braille.

Pablo Bongiovani felicitó a la actual gestión de la Escuela Superior de Música “por la transformación evidente que vienen realizando, con amor y compromiso, porque tiene un material humano de primera.”

“Cuando hablamos de proyectos a largo plazo, pensamos en este caso que la Escuela de Música es el semillero de los futuros músicos que van a formar parte de la Orquesta Sinfónica de los Neuquinos, que ya tiene 15 años y originalmente, se formó en su mayoría con músicos de otras provincias.” dijo Bongiovani y explicó que para Fundación BPN es fundamental generar espacios inclusivos para las personas con discapacidad.

Al respecto, informó “tenemos hace cinco años un Taller de Baile para Personas Sordas e Hipoacúsicas; dictamos talleres de lengua de señas, para adultos y niños; sumamos al equipo de la Fundación a Lucas Zapata, que es ciego y está investigando y tratando de conseguir para el Cine Teatro Español un dispositivo de audiodescripción, entre otras cosas; y la misma Sala ya posee un aro electromagnético sistema de amplificación de sonido especial para personas hipoacúsicas. Se trata de ser generosos y estoy feliz de poder firmar este convenio.”

A su vez, el Rector de la Escuela Superior de Música manifestó su alegría y destacó que aún falta mucho por hacer, pero “los gestos mínimos abren otras posibilidades y la inclusión está hecha de gestos mínimos.”

Por su parte, el profesor Julián Vega expresó entusiasmado: “¡Por fin!, digo ¡por fin! porque durante muchos años las personas ciegas vinieron a este lugar y se fueron frustradas. Y que hoy la escuela esté dispuesta a recibirlos es un gran avance. Y celebro la sensibilidad de la Fundación del BPN que hace posible esto también.”

Los alumnos se mostraron conmovidos y agradecieron esta oportunidad. Luciana Mariezcurrena, una de las alumnas beneficiadas detalló: “Hace tres años quedé ciega y empecé a hacer de todo. Pero cuando me anoté en la Escuela de Música, primero estuve muy asustada. Y aquí estoy, gracias al apoyo de muchos y a mi propio esfuerzo. Así que, en un futuro, van a tener una pianista ciega.”

Comments

comments