Dos mil familias de la meseta serán beneficiadas con la recolección de basura


Desde hoy 2.000 familias de Colonia Rural Nueva Esperanza y de los sectores Ruca Antu y El Trébol tienen servicio de recolección domiciliaria de residuos con frecuencia de seis días a la semana, de lunes a sábado, como el resto de la ciudad de Neuquén.

Es una ruta de servicio de 400 cuadras que se completará entre las 14 y las 21, con lo cual los pobladores ya no tienen que tirar las bolsas con basura en contenedores comunitarios.

Marcelo Bermúdez, secretario de Gobierno y Coordinación, destacó que a partir de ahora “los vecinos ya van a tener un problema solucionado, que es el qué hacer con su basura domiciliaria” y deslizó que “estuvimos hablando además de empezar a separar secos y húmedos los días que corresponden”.

“Hay que tener en cuenta que cada día que se amplía el servicio de recolección se genera trabajo porque la concesionaria Cliba tiene que tomar conductores y coleros, entonces esto también genera mucha alegría porque mucha gente que toma trabajo es del barrio”, explicó.

En síntesis, continuó, “estamos muy contentos porque hay un mejor servicio para los vecinos, hay más trabajo y mejor sanidad en los barrios de la meseta”.

El cambio de modalidad de contenedores comunitarios al de recolección domiciliaria forma parte del cronograma anual de incorporaciones de cuadras que desde 2018 a la fecha suman 180.432, apuntó a su vez el subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert.

Precisó que en Colonia Rural Nueva Esperanza el nuevo servicio abarca 279 cuadras, 62 en Ruca Antu y otras 42 en El Trébol.

A los vecinos Haspert les volvió a hacer tres recomendaciones: el levantamiento de cables eléctricos para que pueda pasar sin problema el camión de Cliba, encerrar o atar a los perros agresivos para evitar que puedan atacar a los recolectores y poner canastos en el frente de los domicilios.

“Hace una semana tuvimos una reunión con todos los vecinos del sector donde solicitaban este servicio, cuestión que veníamos con Bermúdez analizando desde hace seis meses aproximadamente. Nos comprometimos a traerlos el 5 de septiembre y cumplimos”, destacó.

Yanet Carrillo, referente barrial, dijo estar “feliz, que más puedo decir. Un gran agradecimiento a la gente de la Municipalidad que nos dieron respuesta inmediata. Así que más que feliz y agradecida desde ya por lo que han hecho por nosotros”.

“Es lo mejor que pudieron haber hecho -insistió- porque hay gente en el barrio que no tiene movilidad y quema basura en sus patios. Y ahí se genera mugre, los roedores entran a nuestras casas, así que, repito, agradecida de corazón por lo que están haciendo”, concluyó.

Comments

comments