Eclipse solar: cuándo es y dónde se podrá ver mejor


Considerado como el más esperado del año, alcanzará una gran parte de Sudamérica. De hecho, se podrá ver en Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile, Uruguay, parte de Brasil y Argentina.

El próximo 14 de diciembre, la Luna pasará entre la Tierra y el Sol y producirá un oscurecimiento total o parcial, según el punto geográfico donde uno se encuentre.

En nuestro país se apreciará mejor en la región patagónica. Allí, el ambiente parecerá nocturno en pleno día y tendrá una duración de 59 minutos con 10 segundos. Puntualmente, el fenómeno generará un cono de sombra sobre el sudeste de Río Negro que se podrá observar de unos 400 kilómetros desde Sierra Colorada hasta Valcheta, y en toda la traza del Camino de la Costa en el Golfo San Matías, desde el sur de Las Grutas hasta el balneario El Cóndor en Viedma, según informó el gobierno de esta provincia.

El sitio web del Planetario de San Luis precisó que el eclipse también se vera de manera total en las localidades neuquinas de Junín de Los Andes, Malleo, Pilolil, Aluminé, Estancia San Ignacio, Las Coloradas, Sañico, Estancia La Negra, Zaina Yegua, Piedra del Águila y Bajada Colorada.

En Río Negro, en tanto, las ciudades donde mejor se verá serán Aguada de Guzmán, Sierra Colorada, M. Ramos Mejía, Nahuel Niyeu, Musters, Valcheta, Aguada Cecilio, Mancha Blanca, Las Grutas, San Antonio Oeste, San Antonio Este, G. Lorenzo Vintter, Nuevo León, Bahía Creek, G. Liborio Bernal, La Lobería, una parte de Viedma y El Cóndor.

El Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de esta provincia está abocado a la coordinación con otras áreas y municipios en generar acciones que aporten a la seguridad y a una experiencia satisfactoria de las personas que lleguen hasta esos lugares para presenciar el evento natural.

Mientras tanto, en el resto de las provincias argentinas el eclipse será parcial y se desplegará entre las 11.40 y las 14.50 horas, llegando a la fase más oscura entre las 13.05 y las 13.25 horas.

Cabe recordar que no es recomendable observar el fenómeno sin protección ocular, ya que puede dañarse la retina. Por esta razón, existen unos anteojos especiales que permiten el paso de una muy pequeña parte de la luz.

Tampoco se aconseja mirar el Sol de forma directa con anteojos oscuros, radiografías, lupas, prismáticos, telescopios.

Comments

comments