Eclipse total de sol: dónde podrá verse el fenómeno astronómico


El eclipse de sol será total en Estados Unidos, y parcial en Latinoamérica y Europa. En nuestro país no se podrá ver, pero la Nasa lo transmitirá en vivo a través de su página oficial.

Este lunes 21 de agosto de 2017 se producirá un eclipse total que será visible por completo en los Estados Unidos, principalmente en la Costa Oeste. A plena luz del día, el Sol se convertirá en un círculo oscuro. El llamado “gran eclipse estadounidense” no se podrá ver en vivo y en directo desde Argentina, pero podrá seguir en vivo desde el facebook oficial de la Nasa, que transmitirá con un facebook live.

Se dará alrededor de las 14.30 (hora argentina). Se estima que posiblemente en países como México, Guatemala, el resto de Centroamérica, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Brasil también se podrá apreciar -en forma parcial- el eclipse. La transmisión estará a cargo de 11 naves espaciales, tres aviones de la NASA y más de 50 globos de amplia altitud.

Este fenómeno se da cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, ocultando de forma total o parcial la imagen del Sol desde la Tierra.

Debido a la fuerza gravitatoria del planeta y, según expertos de la Nasa, se verá modificada la ley de gravedad por lo que cada ser humano pesará unos 750 gramos menos mientras se dé este fenómeno.

La última vez que un eclipse solar total se pudo ver en todos los Estados Unidos fue durante el eclipse del 8 de junio de 1918. Se cree que en julio de 2018 se producirá un eclipse solar total que se podrá ver desde Argentina y Chile.

Un eclipse solar es un fenómeno astronómico en el que la luna pasa por delante del Sol y, por ello, dejamos de verlo. La denominación “total” o “parcial” dependerá de si observamos el eclipse dentro de la umbra o la penumbra (las dos partes de la sombra de la luna). Si lo observamos dentro de la umbra, el eclipse será total. Si lo hacemos dentro de la penumbra, será parcial.

Lo más importante es no mirar al Sol directamente sin protección, ya que podemos causar graves quemaduras en nuestras retinas. Como la luz ultravioleta sigue llegando durante la fase parcial del eclipse, tampoco debemos contemplar el fenómeno a través de las nubes ni reflejado en el agua.

No debemos confiarnos y usar gafas de sol, cristales ahumados o radiografías. El único método 100% seguro es observar el eclipse de forma indirecta. Por ejemplo, utilizando una hoja de papel a la que se le hace un agujero y se coloca delante del Sol. La imagen del eclipse se proyecta entonces en una segunda hoja, donde lo podemos apreciar con seguridad. Otra opción es a través de telescopios que tengan los filtros adecuados (sin esos filtros, es igual de peligroso).

Comments

comments