Ecuador en alerta: secuestraron a 3 periodistas en Colombia y temen que los hayan matado


Ecuador está en alerta frente a la suerte que pudo correr el equipo periodístico secuestrado por rebeldes disidentes colombianos de las FARC. La divulgación de unas fotografías hacen temer un posible asesinato. El presidente Lenin Moreno dio un plazo de 12 horas a los secuestradores para que digan si aún están con vida.

Visiblemente alterado y con la voz que se quebraba por momentos, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno a su regreso de Lima no trató de disimular la gravedad de la hora.

Por más que las autoridades no hayan todavía confirmado la veracidad de las tres fotografías que circularon este jueves en Bogotá, las palabras de Lenín Moreno lo decían todo.

Moreno lanzó un ultimátum de 12 horas a los disidentes de las FARC para que den une prueba de vida de los tres miembros del equipo periodístico del diario El Comercio. Los amenazó de una guerra total mientras que en su cuenta de Twitter, el presidente colombiano Juan Manuel Santos comprometía el apoyo del ejército colombiano.

Aunque el examen de los peritos determinó la muy probable autenticidad de las imágenes, Moreno y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, acordaron esperar a un pronunciamiento de los secuestradores para lanzar una acción “contundente”.

Le solicité a Santos “que haya acciones contundentes por parte de ellos. Ya basta de contemplaciones, le dije, acciones contundentes, no podemos dejar que ellos nos impongan sus reglas”, afirmó el mandatario ecuatoriano.

Moreno regresó a Quito en compañía de los familiares del periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60).

Los familiares de los secuestrados buscaban reunirse con Santos al margen de la Cumbre.

El equipo periodístico cayó en poder de rebeldes disidentes de las ya disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando realizaba un reportaje en la localidad costera de Mataje, limítrofe con Colombia.

En un mensaje por Twitter, Santos ofreció a Moreno el apoyo de las Fuerzas Armadas colombianas.

El probable asesinato de los reporteros y el chofer supondría un golpe durísimo para Ecuador, un país que no había lidiado nunca con un secuestro de estas características y se preciaba de ser un remanso de paz en medio de los problemas derivados del narcotráfico que enfrenta Colombia.

Comments

comments