EE.UU: Se intensifican las protestas contra Trump


Se registraron marchas en más de 25 ciudades de EEUU. Hubo bombas Molotov al grito de Trump ‘no es mi presidente‘.

big_0ef0d7f11f7c044d53c9bed2fe7ae76e

La Policía colocó ayer vallas metálicas alrededor del nuevo hotel en Washington del presidente electo, Donald Trump, y una fila de bloques de cemento protegía el exterior de la Torre Trump en Nueva York, mientras ciudades de todo el país se preparan para continuar las multitudinarias protestas contra el magnate inmobiliario.

La capital de EEUU, Washington DC, recibió ayer con protestas a Trump, en su primera visita a la que será su residencia desde el 20 de enero: el número 1600 de la Avenida Pensilvania, la Casa Blanca.

Decenas de personas marcharon y protestaron frente a la mansión presidencial alrededor de las 11, hora a la que comenzó la primera visita de Trump al presidente, Barack Obama, y a su futura ciudad tras su victoria en las elecciones del martes pasado.

Tras la victoria electoral, decenas de miles de personas salieron el miércoles a las calles de las principales ciudades de EEUU para protestar por la elección de Trump como presidente y provocaron incidentes con la Policía, que acabaron ayer con numerosas detenciones.

Una de las protestas más multitudinarias fue la de Nueva York, donde miles de personas se concentraron frente a la Torre Trump de Manhattan al grito de ‘no es mi presidente‘, una consigna que se repitió en el resto de marchas registradas en más de 25 ciudades del país y que seguían en la madrugada de ayer.

La mayor tensión se vivió en Oakland (California), donde algunos de los cerca de 7.000 manifestantes lanzaron bombas Molotov y piedras a la policía y prendieron al menos 40 fuegos en una noche que se saldó con tres agentes heridos y 30 arrestos.

En Nueva York, donde ayer seguían las protestas, se detuvo a 65 personas en las manifestaciones del miércoles, que discurrieron desde lugares como la plaza Union Square o Columbus Circle hasta las cercanías del edificio Trump Tower.

En el centro de Seattle, un hombre armado abrió fuego la noche del miércoles tras una discusión e hirió a cinco personas, dejando a un hombre en estado crítico, cerca de las protestas contra la victoria de Trump. El tiroteo no pareció estar relacionado con las manifestaciones contra Trump sino que pareció haber derivado de una disputa personal, dijeron fuentes policiales.

El hecho de que el magnate inmobiliario posea edificios con su nombre en numerosas ciudades del país ha dado a los manifestantes lugares claros e icónicos de protesta. El último en abrir ha sido el hotel de Trump en la Avenida Pensilvania de Washington DC, a diez minutos caminando y en la misma avenida de la que será su nueva residencia a partir de enero: la Casa Blanca.

En el tramo de la Avenida Pensilvania del lado norte de la Casa Blanca, epicentro de las manifestaciones públicas en Washington, se reunieron ayer detractores de Trump, contados seguidores, turistas y curiosos.

Varios manifestantes, jóvenes en su mayoría, criticaron al magnate inmobiliario neoyorquino por la retórica de su campaña contra inmigrantes y musulmanes y por las acusaciones de abuso sexual contra mujeres. Más de 20 personas fueron arrestadas por bloquear o intentar bloquear autopistas en Los Angeles y Richmond, Virginia, ayer temprano. En el exterior de la neoyorquina Torre Trump, donde vive el presidente electo, se manifestaba Alex Conway, de 29 años, con un cartel con la leyenda ‘No es mi presidente‘.

Comments

comments