El autor de la masacre de Plymouth soñaba con ser Terminator y se consideraba “repulsivo para las mujeres”


En las redes sociales, Jake Davison publicaba videos en los que aseguraba que la humanidad se encuentra al borde de la extinción y que no era digno de ser amado.

El sospechoso de haber matado a cinco personas, entre ellas un niño, antes de suicidarse con un arma en Plymouth (Inglaterra) ha sido identificado como Jake Davison, un seguidor del ex presidente estadounidense Donald Trump y que se consideraba “repulsivo” para las mujeres.

Dos mujeres y dos hombres murieron en el lugar de los hechos en la zona de Keyham de la ciudad, junto con otra persona que se cree que fue el agresor, informó la policía de Devon y Cornualles.

Otra mujer fue atendida en el sitio del incidente por heridas de bala y posteriormente murió en el hospital. Una de las víctimas era un menor de 10 años.

La policía dijo que los familiares ya fueron informados y que no buscan a nadie más en relación con el ataque, que afirmó que no tiene relación con actos terroristas.

Distintas fuentes locales señalaron a Davison como el presunto autor del tiroteo. Sus redes sociales indican que trabajaba en Babcock International, una empresa británica de servicios de ingeniería aeroespacial, de defensa y nuclear.

Sus publicaciones de 2018 también insinúan que era un fanático del ex presidente estadounidense Donald Trump y un seguidor del partido libertario del Reino Unido.

MailOnline reveló que era un YouTuber nihilista que fantaseaba con ser Terminator, despotricaba sobre ser un “virgen gordo y feo” y describía su afinidad con el movimiento “Incel” (abreviatura de involuntary celibate, celibato involuntario), vinculado a los asesinatos en masa cometidos por misóginos en Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo al medio británico, Davidson se hacía llamar “Profesor Waffle” y publicaba videos de sí mismo haciendo ejercicio. Más recientemente, aseguraba que la vida estaba “amañada contra uno”, que la humanidad se encontraba “al borde de la extinción” y que era repulsivo para el sexo opuesto.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, expresó sus condolencias a las víctimas en su cuenta de Twitter: “Mis pensamientos están con los amigos y la familia de los que perdieron la vida y con todos los afectados por el trágico incidente de anoche en Plymouth. Agradezco a los servicios de emergencia su respuesta”.

Comments

comments