El Gobierno bloqueó todos los pasos fronterizos para los argentinos que hayan salido del país hasta el 25 de diciembre


Se trata de otra de las medidas tomadas por el Ejecutivo para contener el aumento de casos de coronavirus. Solo se podrá regresar vía marina o área.

Luego de que el Gobierno pidiera reforzar los protocolos contra el coronavirus en vistas de Semana Santa, se decidió este lunes suspender “en forma transitoria, el ingreso, por cualquiera de los pasos fronterizos terrestres” para las personas que hayan salido de la Argentina por esa misma vía “entre los días 1° de abril y 25 de diciembre de 2020″. El regreso sí se podrá hacer vía marina o área.

Así lo comunicó la Dirección Nacional de Migraciones, mediante la Disposición 763/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial, que dispuso que los pasos fronterizos de Paso de los Libres – Uruguayana, Sistema Cristo Redentor, San Sebastián y Gualeguaychú – Fray Bentos queden cerrados para regresar al país.

El aeropuerto internacional de Ezeiza, el aeropuerto de San Fernando y el puerto de la terminal de Buquebús, serán los únicos lugares habilitados para poder ingresar.

El documento aclara que la medida fue adoptada ante la preocupación por las nuevas cepas de coronavirus que circulan en el país. “En Argentina, en la última semana, se registró un aumento del número de casos y se detectaron nuevas variantes del SARS-CoV-2, relacionadas a viajeros o a sus contactos, motivo por el cual a través de la Decisión Administrativa N° 268/2021, entre otras medidas, se suspendieron los vuelos directos aerocomerciales de pasajeros y pasajeras que tengan como origen Brasil, Chile y México”.

A la vez, argumenta que la determinación “resulta razonable y proporcionada con relación a la amenaza y al riesgo sanitario que enfrenta el país y se enmarca en el conjunto de medidas y acciones que el Estado Nacional se encuentra llevando adelante”.

La ANAC informó que todos los vuelos internacionales, aprobados a partir del 29 de marzo, serán reprogramados, para los mismos días pautados, pero en diferentes horarios. La medida se sumó a la suspensión de vuelos provenientes de Brasil, México y Chile, la misma determinación que se tomó para los ingresos desde Reino Unido e Irlanda del norte, que regían desde diciembre de 2020.

El objetivo del Gobierno es contener la propagación de las nuevas cepas. Desde el sábado, las personas que arriben al país deben realizar dos pruebas para SARS-CoV-2. La primera, al ingresar, la segunda al séptimo día. El costo de los análisis estarán a cargo del pasajero. Si el primer resultado es negativo, se deberá hacer un aislamiento por 7 días. La cuarentena se podrá realizar en los domicilios denunciados en la declaración jurada de ingreso al país.

En el caso de que de positivo, deberá hacerse un PCR y serán derivados para “cumplir el aislamiento en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales”, que también deberá pagar el ciudadano argentino o extranjero residente.

Comments

comments