El Gobierno mejoró oferta a bonistas y dice que es la última


La propuesta oficializada por el gobierno contempla un año de gracia y extiende el plazo del canje hasta el 4 de agosto próximo.

El Ministerio de Economía nacional oficializó anoche la oferta definitiva de la Argentina para la reestructuración de su deuda externa. La propuesta contempla un año de gracia y extiende el plazo hasta el 4 de agosto próximo.

La fecha para el período de invitación se extenderá, una vez más, desde el 24 de julio hasta el martes 4 de agosto, a las 17 de Nueva York, Estados Unidos (las 18 de la Argentina). Pero el asentamiento o liquidación se materializará recién el 4 de septiembre.

Además, en el mes que separa el final del período de invitación y la liquidación se conocerá la aceptación que tuvo la propuesta de Economía, que avaló el presidente Alberto Fernández.

Esta reconocerá los intereses devengados de los bonos hasta el 4 de septiembre, inclusive, y dará un año de gracia en lugar de tres, como propuso en principio el ministro de Economía nacional, Martín Guzmán, el 21 de abril.

Los pagos de la deuda con ley extranjera comenzarán el 4 de septiembre de 2021, pero sólo como premio para los bonistas que manifiesten su intención de ingresar al canje en una primera etapa.

Ese será el único instrumento de recupero de valor (VRI) que pondrá en juego la Argentina en algunas series de bonos, en lugar de un cupón atado a la evolución del producto bruto interno (PBI) o de las exportaciones.

Los que no expresen su voluntad de aceptar la nueva oferta no contarán con esa posibilidad y tendrán un menor valor presente neto (NPV).

La estrategia de la Casa Rosada busca dividir a los fondos y generar la duda de qué táctica es la adecuada para los inversores privados: aceptar en una primera instancia o rechazar por completo la operación, hacer que fracase el canje y poner sobre la mesa el pedido de aceleración de la deuda ante la Justicia de Nueva York.

Horas antes, Fernández había afirmado que «la oferta estará abierta hasta fines de agosto». Y enfatizó: «Se trata del máximo esfuerzo que podemos hacer, por eso esperemos que los acreedores comprendan».

En abril, Guzmán había ofrecido una única propuesta con un VPN de 40 centavos, a partir de varias quitas de capital, intereses y años de gracia para los primeros desembolsos.

Comments

comments