El Gobierno nacional reglamentó la reforma previsional y comienzan a regir cambios en el sistema


La nueva ley previsional se publicó en el Boletín Oficial, reglamentándose así la norma que permite extender la edad jubilatoria y recorta $ 100.000 millones anuales en 2018 en gastos de jubilaciones y pensiones.

La nueva ley previsional votada a fin de año implicará un leve aumento en las jubilaciones y las asignaciones por hijo de 5,7 por ciento en marzo de 2018.

Por la nueva ley los trabajadores pueden trabajar hasta los 70 años. De esta manera el decreto habilita al trabajador que quiera “elegir” continuar en su puesto de trabajo en vez de jubilarse pueda hacerlo. Es decir, se autoriza extender la edad jubilatoria.

El decreto establece que aquellos trabajadores que alcancen los 65 años, tengan 30 años de aportes, no tendrán derecho al pago de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (Puam) si eligieron continuar trabajando sin tramitar por un tiempo el alta de su haber jubilatorio.

La interpretación previa a la reglamentación era que cualquier persona, si cumplía con la edad, podía gestionar la prestación y seguir trabajando, se postergaba su jubilación en caso de que tuviera cumplidos los requisitos para tramitarla.

Además, el decreto explicita que no se podrá percibir la Puam si uno es beneficiario de otra jubilación o pensión. La norma detalla que es incompatible la pensión para el adulto mayor si “la persona tenga derecho en forma simultánea a una jubilación, pensión o retiro, de carácter contributivo o no contributivo, incluso los beneficios que otorgan las Cajas o Institutos provinciales o municipales, no transferidos al Estado Nacional y las Cajas de Profesionales”.

En tanto, el Gobierno decidió dejar sin efecto las intimaciones que fueron enviadas antes de la aprobación de la nueva ley a los trabajadores que estaban por jubilarse con 65 años y reunían los 30 años de aportes.

La reglamentación lleva la firma del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y regula los artículos 1, 3, 4, 7, 8 y 9 de la Ley 27.426; y el 13 y el 16 de la Ley 27.260.

El primer artículo señala que los beneficios previsionales de quienes cobran reajustes dispuestos por el Programa Nacional de Reparación Histórica, “estarán alcanzados por la movilidad trimestral establecida por el artículo 32 de la Ley 24.241 y sus modificatorias”.

El decreto establece que Anses será la encargada de “fijar los importes mínimos y máximos de la remuneración imponible, como así también el monto mínimo y máximo de los haberes mensuales de las prestaciones pertenecientes al Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa), en concordancia con el índice de movilidad que se fije trimestralmente a partir del 1 de marzo de 2018″.

Comments

comments