El Gobierno reveló los proyectos que se llevan en la base espacial de China en Neuquén


A través de un pedido de informes de Infobae, el ente espacial dio precisiones sobre sus actividades cotidianas y las relaciones con China en la base espacial de Bajada del Agrio.

 

 

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), bajo el mando de Raúl Kulichevsky, profundizó por primera vez sobre las tareas llevadas a cabo en la estación espacial que el gobierno de China tiene en Neuquén. Asistencia periódica pero breve de trabajadores argentinos, y reuniones pasadas para evitar fines bélicos son los puntos más rutilantes.

Infobae, a través de un pedido de información, accedió a los datos proporcionados por el ente espacial en relación a la actividad en la que Argentina colaboró desde el año pasado, en el proyecto Chang-E 4 que estudió el lado oculto de la luna.

Al día de hoy, los objetivos propuestos en Bajada del Agrio para el año que comenzó -y en adelante- tienen que ver con la observación radioastronómica y controles de telemetría, telecomando y control de misiones interplanetarias al espacio profundo.

La base de avistaje lunar tiene un radio de estudio de 200 kilómetros. El 13 de diciembre de 2018, en el preludio de las fiestas, desde el CONAE recibieron al Consejero Superior de China Launch and Tracking Control General (CLTC), Huang Quisheng, junto a delegados de Xi’an Satellite Control Center (XSCC), Beijing Aerospace Command Center (BACC) y Beijing Institute of Tracking and Telecommunication Technology (BITTT). Dichos nombres están en los altos cargos de la base y responden a directivas del gobierno chino, que en este caso expresó agradecimiento al organismo argentino por el apoyo cotidiano para lanzar al espacio, el 8 de diciembre pasado, la misión Chang-E 4, desde la plataforma en Xichang para explorar la luna y su costado oculto.

El satélite ya está en pleno recorrido por el espacio. La agencia CLTC tiene potestad de operaciones en Neuquén por 50 años, con exención impositiva en 200 hectáreas manejadas por funcionarios chinos. Según reconstruyó Infobae, la CONAE obtiene datos de la antena por 1 hora y 40 minutos al día.

En la reunión del 13 de diciembre se intentó acordar una extensión del plazo de trabajo de los especialistas de Argentina. “Brindar apoyo a la instalación de la estación de Neuquén conlleva el beneficio de su uso por parte de nuestra comunidad científica para proyectos nacionales y/o en cooperación internacional, y ha abierto camino para nuevos proyectos espaciales a los que se sumará la Argentina”, revelaron desde CONAE en el pedido de informes.

En cuanto a la utilización -pacífica o no- de la estación, anteriormente investigadores y expertos se declararon en contra de una posible intercepción de satélites estadounidenses o europeos por parte de China.  De acuerdo a Infobae, en octubre de 2018, a lo largo de la Comisión Permanente para el Desarme de la ONU, el Gobierno Chino se encontró con el de Estados Unidos -bajo una propuesta del embajador argentino Carlos Foradori- y se acordó la necesidad de establecer fines pacíficos concretos para disipar las sospechas.

Comments

comments