El huracán más poderoso desde 2005 azotó a Texas y dejó cinco muertos


Este fenómeno meteorológico, degradado ahora a tormenta tropical, es el más fuerte de los que golpearon el territorio de Estados Unidos en más de una década

Al menos cinco muertos y 14 heridos provocó el huracán Harvey, desde que entró en el estado de Texas el viernes como categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco, informaron las autoridades.

Este fenómeno meteorológico, degradado ahora a tormenta tropical, es el más fuerte de los que golpearon el territorio de Estados Unidos en más de una década, y penetró alrededor de las 22:00 (hora local) por un punto ubicado a unos 48 kilómetros al noreste de Corpus Christi, con vientos de más de 200 kilómetros por hora.

El presidente Donald Trump, quien declaró a Texas el viernes como zona de desastre, anunció este domingo en su cuenta de Twitter que visitará la zona tan pronto como sea posible, sin afectar las labores de rescate y recuperación.

Por su parte, el departamento de Salud y Servicios Humanos proclamó la existencia de una emergencia sanitaria en el territorio.

El meteoro ocasionó inundaciones severas en la ciudad de Houston, que tiene más de dos millones de habitantes y es la cuarta en importancia en el país, así como en otras urbes en el sureste del Estado, mientras alrededor de 1 000 residentes en el área fueron rescatados desde anoche.

Sin embargo, algunas de las zonas más devastadas son todavía inaccesibles para los rescatistas y los pronósticos indican que en los próximos días continuará la lluvia que en determinados lugares pudiera llegar a unos 1 000 milímetros.

La edición digital del diario Houston Chronicle informó este domingo que más de 170 autopistas y carreteras importantes permanecen cerradas, incluyendo secciones completas de varias vías interestatales, y alertó que aunque hay otras aún abiertas, los automovilistas deben moverse con extremo cuidado.

 

 

En la comunidad de Port Aransas, con una población de unas 3 800 personas, los daños son masivos y hasta el momento fue imposible hacer una evaluación exacta de lo ocurrido, debido a la compleja situación creada allí, donde la policía y los equipos pesados de rescate solo pudieron llegar al extremo norte de la localidad.

Pero algunos de los efectos más severos ocurrieron en Rockport, poblado costero de unos 10 000 habitantes, donde quedaron destruídas decenas de viviendas, negocios y escuelas, además de algunas obras de infraestructura.

Durante una entrevista en el programa This Week de la cadena ABC, el gobernador de Texas, Greg Abbot, dijo que las inundaciones provocadas en la ciudad de Houston son de las peores en la historia de esa urbe y agradeció lo que el Gobierno federal está haciendo para responder a los efectos provocados por la tormenta.

Abbot informó que unos 300 000 clientes están sin electricidad en todo el Estado y posiblemente continuarán así durante varios días, debido a los complejos trabajos pendientes para restablecer el servicio.

Entretanto, el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, Florida, calificó de catastróficas las inundaciones e informó este domingo que para las 07:00 (hora local) Harvey tenía su centro a unos 105 kilómetros al este sureste de San Antonio, con vientos sostenidos superiores a los 72 kilómetros por hora.

Su velocidad de traslación es de apenas dos kilómetros por hora y se mueve en dirección sur-sureste.

Comments

comments