El kirchnerismo redobla la presión y pide juicio político a toda la Corte Suprema


El diputado Leopoldo Moreau aseguró que se trata de un máximo Tribunal “agotado, degradado y sin nivel”.

Tras el pedido de juicio político contra el titular de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, el oficialismo redobló la ofensiva y ahora amenaza con avanzar con un pedido de juicio político contra todo el cuerpo del máximo Tribunal. El telón de fondo de la nueva arremetida tiene que ver con la aceptación del per saltum de los jueces Bertuzzi, Bruglia y Castelli que deja en suspenso la remoción impulsada por el Gobierno.

“Yo creo que el juicio político lo que plantea es un escenario de discusión. Esta es una Corte agotada que juega al truco más que apoyarse en decisiones jurisprudenciales. Es una Corte que está institucionalmente muy degradada y jurídicamente no tiene el nivel de otros tiempos”, señaló el nacional del Frente de Todos y exdirigente radical Leopoldo Moreau en Radio con vos.

Al ser consultado sobre los miembros de la máxima instancia judicial, el presidente de la Comisión Bicameral de fiscalización de organismos y actividades de Inteligencia detalló que se trata de una Corte con «dos señores que aceptaron ingresar por decreto (en referencia a Rosenkrantz y Rosatti). Elena Highton de Nolasco tiene vencido su mandato y a diferencia de Zaffaroni que renunció y se fue, tiene un fallo a su favor. Lorenzetti ha tenido actitudes disruptivas permanentemente y se sacaba fotos con Moro (juez que investigó la corrupción en el gobierno de Brasil). Y Maqueda, sobre quien tengo un gran respeto personal, está en una especie de zona de confort”, arremetió.

También ensayó una comparación con la composición del Tribunal durante la gestión kirchnerista y destacó las figuras de Carmen Argibay, Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt, a quien el kirchnerismo intentó desbancar en varias oportunidades. “Yo tenía diferencias enormes con Fayt, pero la verdad que jurídicamente era un tipo impecable. Ni hablar de Argibay y de Zaffaroni. Yo veo que esta Corte está muy por detrás de esos niveles”, detalló Moreau.

El diputado, que forma parte del núcleo duro del kirchnerismo en la cámara Baja, aseguró que “la Corte tiene la propensión de que creer es un tribunal constitucional cuando no lo es. Y a creer que además puede jugar un papel determinante en las relaciones de poder en la Argentina». Y analizó que el accionar de los cortesanos es alentado «por quienes

Es alentada por quienes piensan que la Corte debería desplazar a los poderes que han sido electos, porque no se resignan a haber perdido la elección. Por eso judicializan todo. La Corte se deja tentar, porque eso le significa acumulación de poder. Se han transformado en jugadores de truco”, insistió.

El pedido de juicio político contra el titular de la Corte, Carlos Rosenkrantz
En el proyecto de resolución 5039-D-2020, realizado el 25 de septiembre por la diputada Vanesa Siley, el oficialismo pide investigar a Rosenkrantz “por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional”.

Según Siley, “el actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Rosenkrantz, ha frustrado gravemente ‘el ejercicio de los derechos y garantías de la Constitución’ al haber favorecido y muchas veces asegurado la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado mediante sentencias contrarias al derecho vigente”.

Según Siley, “el actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Rosenkrantz, ha frustrado gravemente ‘el ejercicio de los derechos y garantías de la Constitución’ al haber favorecido y muchas veces asegurado la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado mediante sentencias contrarias al derecho vigente”.

Moreau respaldó la iniciativa presentada por Siley al plantear que uno de los motivos «es el caso Blaquier, que lo tiene hace un año y no lo despacha”. «Todos saben que sus familiares más íntimos forman parte de la fundación Blaquier, Se tendría que haber excusado y no lo hizo. Y además lo tiene congelado. Siempre he tenido una muy mala opinión de Rosenkrantz y Rosatti. No tenían la jerarquía de juristas suficiente ni un criterio de independencia adecuado como para ser miembros de la Corte”, resumió.

Fuente: TN

Comments

comments