El llanto de los niños separados de sus padres ablandó el corazón de Trump


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió la medida de separar a los niños de sus padres por ser inmigrantes. La decisión estaba siendo algo muy cuestionado internacionalmente.

Por orden de Trump, las autoridades de Estados Unidos separaban a los niños de sus padres inmigrantes después que eran detenidos en la frontera con México. La medida fue muy cuestionada en todo el mundo a tal punto que obligó al presidente a firmar un decreto para terminar con la situación.

Aunque Trump asegura que continuará con la mano dura contra la inmigración ilegal, pareciera que el sufrimiento de los pequeños que se quedaban sin sus padres fue lo que le conmovió el corazón. “Vamos a mantener juntas a las familias. No me gustó ver a familias separadas, ni lo se que se siente por ello”, dijo el mandatario.

El número de chicos que quedaban huérfanos en campos de retención había llegado a 2.300 hasta el día de ayer. Desde Estados Unidos justifican la mano dura mencionada diciendo que los inmigrantes ilegales son una de las causas principales de inseguridad y narcotráfico.”Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será”, aseguró Donald.”Entre los inmigrantes que buscan entrar al país hay personas que pueden ser asesinos y ladrones, y muchas cosas más. Queremos un país seguro, y eso empieza en la frontera. Y así será” aseguró.

 

Comments

comments