El mundo del tango llora la muerte de Alberto Podestá


Alberto Podestá es considerado uno de los máximos referentes del tango. Falleció a los 91 años de edad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El protagonista de la Época de Oro del tango, Alberto Podestá, murió ayer a los 91 años, y sus restos fueron velados hasta la medianoche. Sus restos son trasladados al cementerio Jardí­n de Paz de Hudson, donde descansan los restos de su esposa, Elsa Calimani.

La noticia fue confirmada por la manager, María Alejandra Podestá, quien informó que el cantor falleció el miércoles a las 9.30 en un geriátrico de esta Capital Federal, donde estaba internado desde marzo de este año.

“Me siento muy emocionado por todos estos homenajes por mis 90 años y por los 74 de actuaciones, así­ que no puedo ser más que un agradecido a Dios y a la vida de todo lo que me dio”, había manifestado el cantante reconocido por sus grandes versiones de “Alma de bohemio”, “Percal” y “Nido gaucho”.

Su cálido modo de interpretar lo llevó a mostrar el arte tanguero en todo el mundo, fue declarado “Ciudadano Ilustre de Buenos Aires” y “Personalidad Destacada de la Cultura”, y participó del proyecto “Café de los maestros”, que contó con músicos como Leopoldo Federico, Rodolfo Mederos, Ernesto Baffa y Nicolás Ledesma.

Tras 15 años sin grabar, Podestá había vuelto al ruedo discográfico cuando tenía 87 años con “Alta gama”, un cuidado trabajo que grabó junto al trío de guitarras Las Bordonas, en donde interpretó un puñado de canciones atravesadas por su impronta sentimental. “Es una oportunidad maravillosa la que me dan estos músicos jóvenes de Las Bordonas, estoy -confesó- muy agradecido con ellos, nadie me habí­a ofrecido grabar en este tiempo”.

“El tango nació conmigo, yo canto desde que me parió mi madre, canto con lo que tengo”, dijo alguna vez en una sublime autodefinición.

Comments

comments